Acordonan el Zócalo

El acordonamiento será indefinido para mitigar riesgos a la ciudadanía luego de la caída de dos árboles seniles

Fotos de Carolina Jiménez

Oaxaca, Oax.- Dando cumplimiento a las instrucciones del Presidente Municipal Oswaldo García Jarquín, elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana, en coordinación con corporaciones de seguridad estatal, realizaron el acordonamiento preventivo del Zócalo de Oaxaca de Juárez para evitar riesgos a la población, tras la caída de un segundo laurel de la India.

Al respecto, el director de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana, Aquileo Sánchez Castellanos, informó que para estas labores de prevención se destinó un estado de  fuerza de 50 elementos adscritos a las subdirecciones de Proximidad Social, de Tránsito y Movilidad, así como de Protección Civil.

El encargado de la seguridad pública en la ciudad capital informó que el acordonamiento, del Zócalo será por tiempo indefinido en tanto se realicen las valoraciones sobre el estado fitosanitario del arbolado urbano de la zona, así como las acciones preventivas para evitar la caída de algún otro espécimen arbóreo de gran tamaño, por lo que no se permitirá el acceso o el tránsito de personas.

En el corazón de la ciudad capital, junto al director de Gobierno, Robert Mowers; la coordinadora Ejecutiva del Centro Histórico, Alicia Bueno Velasco; y los subdirectores de Medio Ambiente y de Imagen Urbana y Conservación, Clemente Jesús López y Saúl Cabrera Dávila, respectivamente, hizo un llamado a la ciudadanía a evitar acudir al Zócalo de la ciudad, para evitar estar expuestos a algún riesgo, esto además contribuirá a que las labores se lleven a cabo sin interrupciones.

El director de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Ciudadana dio a conocer que en el acordonamiento del Zócalo participa también la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca, a través de diversas áreas operativas.

Recordó que esta determinación, cuyo objetivo es salvaguardar la integridad física y patrimonial de las y los oaxaqueños, se tomó tras la caída de dos ejemplares de ficus retusa o Laurel de la India. En ambos casos se trató de árboles seniles, con una edad de más de 100 años, altura superior a los 15 metros y un peso aproximado de entre 12 y 14 toneladas cada uno.