Científicos de la UNAM realizan investigaciones multidisciplinarias en Oaxaca

Realizan académicos de la UNAM diversas investigaciones en Oaxaca 01

En la entidad, la UNAM cuenta con presencia de los institutos de investigaciones Estéticas, de Históricas y el de Matemáticas.

Oaxaca, Oax.- El trabajo de diversas entidades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Oaxaca refuerza un polo de desarrollo académico en la entidad, lo cual impacta de manera positiva en su población al generar conocimiento, soluciones a las problemáticas de la región y divulgación de la ciencia, entre otros beneficios.

En reunión virtual efectuada entre las ciudades de México y de ese estado, Manuel Suárez Lastra, director del Instituto de Geografía (IGg), destacó la labor de los científicos que integran la Unidad Académica de Estudios Territoriales Oaxaca (UAET), adscrita al Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA).

Científicos de la UNAM participan realizando investigaciones multidisciplinarias en el “Geoparque Mundial UNESCO Mixteca Alta” de Oaxaca.
Científicos de la UNAM residentes en Oaxaca y la Ciudad de México en una reunión virtual | Foto: cortesía UNAM

La Unidad, que también forma parte del IGg, data de 2017; cuenta con tres investigadores y dos técnicos académicos que proponen soluciones de manera multidisciplinaria en áreas como geografía, ingeniería forestal, botánica, agronomía, ecología, biología y sociología. Los especialistas, añadió, son corresponsables del “Geoparque Mundial UNESCO Mixteca Alta”, que comprende el perímetro de nueve municipios de la entidad, con 415 kilómetros cuadrados.

Asimismo, resaltó el vínculo que existe entre la comunidad académica y los pobladores. “Hemos trabajado juntos, y también se ha analizado la relación que guarda la gente con el paisaje, la geología, la agrodiversidad, el agua, y con actividades como la artesanía”.

POLO DE DESARROLLO

José Luis Palacio Prieto, investigador del IGg y coordinador científico del “Geoparque Mixteca Alta”, recordó que la declaratoria de este sitio fue formalizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el 5 de mayo de 2017; no obstante, el trabajo previo data de finales de 2013.

Refirió que ese organismo internacional, de la Organización de las Naciones Unidas, ratifica el nombramiento cada cuatrienio, por lo que en 2021 se espera la decisión.

“Este trabajo en Oaxaca ha servido para apuntalar un polo de desarrollo académico. Entidades como los institutos de investigaciones Estéticas, de Históricas y de Matemáticas tienen presencia aquí, por lo que se ha planteado contar con una sede de la Universidad Nacional”.

José Luis Palacio Prieto.

LA MIXTECA ATRAJO A CORTÉS

Luz Fernanda Azuela Bernal, también investigadora del IGg, y docente en la Facultad de Filosofía y Letras, dejó en claro que el interés científico que ha despertado la Mixteca se remonta al siglo XVI, cuando los españoles detallaron elementos como la grana cochinilla (insecto parásito del nopal del que se obtiene un extracto de color rojo) y el potencial que tenía geográficamente el lugar en cuanto a comunicación transístmica.

“Hernán Cortés se refiere a esta zona en ‘Las Cartas de Relación’, además de que en 1529 le fue concedido por Carlos I de España, el título nobiliario de ‘Marqués del Valle de Oaxaca”. Luz Fernanda Azuela Bernal.

Xóchitl Ramírez Miguel, de la UAET, subrayó que en el Geoparque Mixteca Alta también se realizan actividades de geoeducación, geoturismo y geoconservación.

José Luis Palacio Prieto en la en una reunión virtual de científicos de la UNAM | Foto: cortesía UNAM

“Hay un gran patrimonio histórico, cultural y arqueológico aquí, por lo que se estimula la divulgación de la ciencia y la participación comunitaria, porque éste es un paisaje abierto al conocimiento”.

La UNESCO considera a un geoparque como un territorio de amplia dimensión que alberga riqueza geológica y paleontológica, además de características de interés arqueológico, histórico, ecológico y cultural.

El de la Mixteca Alta está ubicado en la región geológica más compleja del país: la Sierra Madre del Sur, en Oaxaca, un espacio de 415 kilómetros que abarca nueve municipios de la zona.


TE PUEDE INTERESAR: