Exaltan el Maíz Nativo de Oaxaca

En el Día Nacional del Maíz Nativo, activistas realizaron un recorrido para promover su consumo y eliminar de la dieta diaria el maíz transgénico; urgen conservar su producción y origen de manera natural.

Por Guadalupe Espinoza / Foto de Carolina Jiménez

Oaxaca, Oax.- En marco del Día Nacional del Maíz Nativo, el cual se conmemoró por segundo año consecutivo en el estado este 29 de septiembre, luego de que en 2019 el Congreso local aprobara esta fecha como un espacio en defensa del maíz orgánico y eliminar de la dieta diaria el maíz transgénico, dado que es un alimento que se consume en grandes cantidades y que estudios han comprobado que provoca daños a la salud.

En la capital, un pequeño colectivo realizó una marcha sobre el andador turístico para llegar al zócalo, difundiendo la información a la ciudadanía de los daños que provoca el maíz transgénico.

Foto de Carolina Jiménez

Señalaron que en México se importan más de 13 millones de dicho alimento, el cual “es creado de manera artificial insertando un gen de virus, bacterias, vegetales, animales e incluso de humanos para darles características a un nuevo organismo”.

Añadieron que en otros países este tipo de maíz se utiliza para alimento de animales, mientras que en México es consumido por la población, como es el caso de las tortillas de la marca Maseca.

“Con esta marcha se hace un llamado a consumir menos este alimento, que se difunda y apoye más al campo mexicano a través de insumos, semillas, entre otras acciones para continuar con la conservación de cerca de 59 a 64 razas de maíz distribuidas a lo largo del país, todas aquellas adaptadas a sus suelos, abono, climas y tipo de siembra”, comentaron.

Foto de Agencia Fotoes

En este contexto, expusieron que de acuerdo a la revista Nature publicada en el 2001, se confirmó científicamente que en Oaxaca existe una variedad de semillas en cultivos de maíz con transgénicos, en el cual se observaron diversas características que afectan al maíz nativo y al campo.

“El uso de semillas transgénicos ha provocado que algunas de ellas sean estériles, obligando al campesino a comprar más semillas, resistencia a insectos, tolerancia a herbicidas denominado glifosato, mismo que es considerado como cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud en el 2015. Además, pueden causar alergias y malestares estomacales, por lo que en otros países solo se destina para el consumo animal”, argumentaron.

Es por ello que decidieron alzar la voz haciendo un llamado a evitar consumir este producto, promoviendo el consumo del maíz nativo de Oaxaca para garantizar la salud, seguridad alimentaria y un vínculo con la madre tierra.

Foto de Agencia Fotoes

TE PUEDE INTERESAR: