Indagan posible daño ambiental en el Istmo

La Profepa inició una investigación por un derrame de petróleo crudo en una playa de Salina Cruz, causado por accidente en una monoboya de Pemex.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- La Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) inició una investigación por el daño ambiental generado por un derrame de petróleo crudo, reportado en una playa en la zona del puerto de Salina Cruz, que se localiza en la región del Istmo de Tehuantepec, presuntamente causado por un accidente en una monoboya.

En el lugar un equipo de inspectores y oceanógrafos realiza acciones para medir el grado de afectación y ordenar las medidas de mitigación, ya que se han encontrado pequeñas manchas de hidrocarburo tanto en la zona del mar como en la zona costera.

En tanto, técnicos especializados del Sector Ductos Salina Cruz de Petróleos Mexicanos (Pemex) y elementos de la Secretaría de Marina, realizaron recorridos de inspección y vigilancia conforme a los protocolos establecidos por derrame de hidrocarburo ocurrido en la Terminal de Almacenamiento y Servicios Portuarios de Salina Cruz.

En el operativo  se ordenó que zarpara un buque ARM. Matlalcueye, con el fin de transportar y apoyar al personal especializado a colocar barreras de contención y cordones oleofílicos, logrando controlar la expansión del derrame y la contención de la fuga.

En un reporte oficial Pemex advierte que el incidente no representó ningún riesgo para la población, ya que el crudo vertido es un derivado del petróleo que no es inflamable a temperatura ambiente. Como medida preventiva, elementos de Seguridad Física de Pemex acordonaron el lugar.

Sin embargo, dijo que a petición de Profepa, Petróleos Mexicanos realizará el análisis causa – raíz del incidente.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha integrado unos 600 expedientes y tiene en proceso 120 juicio por indemnizaciones contra Petróleos Mexicanos (Pemex) por los daños ambientales generados por derrames de hidrocarburos en la zona del Istmo de Tehuantepec.

En el último informe de la dependencia federal se advierte que se mantienen abiertos varios procesos investigaciones por los últimos derrames reportados en la comunidad de Tolosita y San Juan Guichicovic, generados por presuntas tomas clandestinas.

Abunda que a petición de parte también han realizado e integrado legajos de investigación por presuntos accidentes ambientales reportadas en la red de distribución de combustibles del poliducto entre Salina Cruz y Minatitlán.

En este año se reportó que la Profepa ha iniciado procedimientos y clausuras por impacto de cambio de suelo e impacto ambiental, la mayor parte de éstas en contra de Pemex.


TE PUEDE INTERESAR: