Vive Oaxaca un Día de Muertos diferente por el Covid-19

En muchos hogares las tradiciones ancestrales se adaptaron a la pandemia, suspendiendo la velada en el panteón y recibiendo a los Fieles Difuntos en casa

De la Redacción / Foto de Isaías García

Oaxaca, Oax.- La entidad oaxaqueña vivió un Día de Muertos muy diferente este 2020 debido a la pandemia por Covid-19, donde los panteones lucieron cerrados y muchos recibieron a sus difuntos en casa; sin embargo, pese a los exhortos por parte de las autoridades de Salud, las principales calles del Centro Histórico lucieron repletas.

En algunos hogares oaxaqueños esta festividad para recordar a los Fieles Difuntos se desarrolló acorde a los tiempos de la contingencia sanitaria, con ofrendas, pan y chocolate en familia sin salir de casa para prevenir contagios.

Foto de Agencia Estación Foto

El cierre de los cementerios fue la medida más decisiva para impedir aglomeraciones en estos lugares y evitar así la propagación de la enfermedad.

Este año las familias no pudieron pasar la noche del 1 noviembre y la madrugada del 2 en el panteón para recibir a sus familiares que se adelantaron en el camino, que de acuerdo a la tradición en estas fechas regresan al mundo de los vivos para convivir entre recuerdos y nostalgia, pero ahora no pudo ser así.

En los municipios las autoridades determinaron permitir el ingreso de al menos una persona por familia para adornar las tumbas con flores y velas, para después cerrar las puertas del camposanto.

Los panteones de Santa María Atzompa y de Santa Cruz Xoxocotlán lucieron vacíos, iluminados por las velas colocadas con antelación para que las almas de los difuntos fueran guiadas y esta tradición milenaria no se perdiera.

Foto de Agencia Estación Foto

TE PUEDE INTERESAR: