A la UNAM, tres de los cuatro premios nacionales de Artes y Literatura 2020

Se les considera como el máximo reconocimiento a la creación cultural que otorga el gobierno mexicano.

Tres miembros de la Universidad Nacional Autónoma de México ganaron el Premio Nacional de Artes y Literatura 2020.  El historiador Alfredo López Austin lo obtuvo en el campo de la Historia, Ciencias Sociales y Filosofía; en tanto el escritor Adolfo Castañón, en el de Lingüística y Literatura; y el escultor Manuel de Jesús Hernández Suárez “Hersúa”, en Bellas Artes. 

El cuarto de los premios, considerados el máximo reconocimiento otorgado por el gobierno de México en materia cultural, fue asignado al artesano Mario Agustín Gaspar, en Artes y Tradiciones Populares. El acuerdo presidencial del fallo pasó a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, instancia que dio a conocer la resolución.

López Austin es uno de los más connotados estudiosos del México precolombino y las cosmovisiones originarias, además es Investigador Titular C de Tiempo Completo desde hace ya 40 años en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, del que es también Investigador Emérito desde junio de 2000.

Adolfo Castañón es poeta, ensayista, editor, traductor y crítico literario. Realizó estudios de Literatura en la UNAM, donde ha sido investigador del Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas. Su obra es extensa y cuenta con volúmenes de poesía, ensayo y cuento. También ha sido galardonado con otros reconocimientos, como los premios Nacional de Literatura Mazatlán (1995), Xavier Villaurrutia (2008) y el Nacional de Periodismo José Pagés Llergo (2009). Es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. 

“Hersúa” –nombre artístico de Manuel de Jesús Hernández Suárez– es un pintor y escultor destacado del arte público. Es reconocido como uno de los artífices de la proyección del Espacio Escultórico de Ciudad Universitaria, de la Universidad Nacional, a la cual ingresó en 1968 a la Escuela Nacional de Artes Plásticas. 

En 1979, por su participación destacada en el diseño del Espacio Escultórico, el crítico de arte, curador, teórico y profesor Juan Acha afirmó que “Hersúa” planeó el gran círculo concéntrico de ferrocemento y lava volcánica, de cerca de 142 metros de diámetro.

La fecha de entrega de los premios aún está por definirse.