BETHOVEN Y NUESTRA UNIVERSIDAD

Por Evelio Bautista Torres

Profesor en la Facultad de Derecho

Mientras el mundo conmemora el CCL aniversario del nacimiento en Boon Alem. De Ludwig Van Bethoven, el cantor Inigualable de la humanidad y, en tanto miro al Maestro Daniel Boramboin al frente de la Orquesta Filarmónica berlinesa interpretando la Sinfonía Heroica, redacto como sigue, otras líneas referentes a la futura elección del XXIII Rector de la Máxima Casa de Estudios en la Entidad.

1º.- Recordemos que este evento se ha pospuesto por la inusitada pandemia que aún devasta dramáticamente al género humano, esperanzados entre riesgos que la controlen las eminentes autoridades médico-sanitarias de cada uno de los Estados. 

2º.- Por ello, con base en el ahora denominado debido proceso, urge que el Consejo Universitario (considero que en transcurso del próximo mes de Enero) delinee la convocatoria pertinente con base en la Ley Orgánica universitaria en vigor. Cuanto más, si así se conviene y en caso extremo con la intervención vigilante de funcionarios electorales ad hoc, el día de los comicios.

3º.- No se avizora ningún clima peligroso ni se vislumbran acciones de violencia si se aplica la legislación que ahora rige al efecto. Por eso resultan inoportunas las propuestas que a últimas fechas varios docentes en ejercicio y/o en retiro proponen pugnando por la implementación del “voto ponderado”, de otra Ley Orgánica o una “junta de gobierno” o “claustro” tipo de la UNAM. Pero todos combaten, con el aval de ciertos comunicadores, el voto personal, secreto, universal y directo con el alevoso prejuicio de que ha sido la fuente de la “decadencia de la Universidad oaxaqueña, pues se ha conseguido por la manipulación de los estudiantes”. Frase a todas luces falaz y maledicente,  pues aparte de que el alumnado resulta ser el heredero de quienes fundaron hace más de mil años La Sorbona, es más probable que los adultos y no los jóvenes incurran en actos de corrupción generalizada y “manipuleos”.

4º.- No está por demás recordar que el método paritario de composición de los Consejos Técnicos y similares, así como la elección de los rectores a través del vigente voto Universal fue conquistado tras luchas incluso sangrientas que segaron vidas, entre las que se cuenta la del estudiante de Arquitectura Rolando Rueda. Por lo cual lo mínimo que se requiere para diseñar otra Ley Orgánica es, consultar a la Comunidad Universitaria completa. No basta la opinión veleidosa de media docena aún de letrados.

5º.- Lamentablemente se deduce: lo que ocasiona este disenso es la repulsa a la actual administración central universitaria, pues es la 4ª que por continuidad surge formalmente del Sindicato Universitario de maestros (SUMA) y por la aversión irritante hacia el considerado su promotor, el docente jubilado Abraham Martínez Alavez quien, insisto, ha explotado su discutible pero reconocida “capacidad de convocatoria”, y ésta podría contrarrestarse si alguien trabaja y encabeza una campaña interuniversitaria para deponerlo de su “liderato”, mas no a mansalva con el sospechoso respaldo de una legislatura a modo.

Al actual Presidente de la República le fue escamoteada la victoria 3 veces sucesivas con vulgares artimañas y, no por ello clamó la substitución del voto universal por el ponderado. Tenaz como nadie, recorrió austero e insistentemente toda la superficie nacional hasta que el 6 de julio de 2018 treinta y un millón de mexicanos “tomaron las urnas” y lo elevaron a esa investidura. Quienes se limitan a salmodiar que la universidad está en ruinas y otras falacias, no obstante que de su seno son egresados; culpando de esa desgracia al voto universal y a la “familia real” semejan, toda proporción guardada, la vergonzante actitud del señor Juan Nepomuceno Guaidó quien, autoproclamándose ilusamente hace dos años como “presidente de Venezuela” y, presumiendo contar con el apoyo de 50 países (de los 180 que compones la 0NU), incluido los Estados Unidos que sólo tienen en la mira los océanos de petróleo que posee esa nación. Ante su notorio fracaso, con descaro inaudito invita y exige a ejércitos extranjeros a invadir Caracas, asesinar a maduro y hospedarse en el Palacio de Miraflores. Si sus delirantes aspiraciones las apoya Trump, esperemos que Biden rectifique.

Por supuesto que la Legislación e instituciones universitarias requieren cambios de fondo, no simples retoques; pero esa terea demanda la participación democrática, deliberante, argumentativa y sin hostilidades de toda su comunidad, sin exponer los principio esenciales insertos en su lema, entre los que destaca el voto universal. En la misma UNAM ya promueven la elección y no simple designación de sus Rectores.

Tal es mi sencillo parecer en la especie y convencido que desde ahora requerimos con más urgencia el establecimiento de un clima de paz y solidaridad remato estas palabras: Respetuosamente.

Miércoles 16 de Diciembre del 2020.