lunes, agosto 8, 2022

En Oaxaca alistan el ‘muñeco de año Viejo’ para quemarlo el 31 de diciembre

Destacadas

La quema del muñeco a la medianoche del 31 de diciembre, es un ritual de purificación para alejar “la mala suerte” y de transición por la llegada del nuevo año.

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- A unos días de concluir el 2020, en algunos hogares se pueden observar la colocación de muñecos de trapo que serán quemados durante la noche del 31 de diciembre para recibir el Año Nuevo.

En el municipio de la ciudad de Oaxaca de Juárez, así como en algunos municipios conurbados a la capital, ya se puede observar estos muñecos en las fachadas de los hogares.

A pesar de la pandemia por la Covid-19 algunos ciudadanos mantienen su tradición de quemar a este muñeco, aún cuando no participen en una cena de fin de año o realicen eventos donde se reúnan más de 10 personas.

La quema del ‘año viejo’ es una costumbre que se mantiene viva en algunos estados. Se trata básicamente de la quema de un muñeco de trapo que simboliza al año que se va.

Este muñeco es rellenado de pólvora y paralelamente a las 12 campanadas del 31 de diciembre de cada año es encendido.

El ritual forma parte de las celebraciones de fin de año, donde los muñecos pueden representar a los acontecimientos o personajes más significativos –sobre todo negativos–, del año transcurrido, y su incineración a la medianoche del 31 de diciembre es un ritual de purificación para alejar la mala suerte; por otros es considerado como un proceso de transición, pues también se celebra la llegada de un nuevo año.

Noticias relacionadas

Noticias recientes