Oaxaqueños se preparan para recibir el 2021 con rituales

A decir de los comerciantes, este año los clientes han optado por artículos relacionados a la salud, para protegerse de la Covid-19.

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- Como es tradición, en vísperas de Año Nuevo las familias oaxaqueñas se preparan para recibir el 2021 con rituales, que van desde la compra de artículos de buena suerte hasta realizar todo tipo de ritos para que, de algún modo puedan conseguir abundancia y felicidad el año próximo.

En los mercados públicos en el municipio de Oaxaca de Juárez se pueden apreciar puestos llenos de amuletos, como el borrego de la buena suerte y veladoras de colores.

A decir de los comerciantes, este año se ha optado por artículos relacionados a la salud, pues muchas personas buscan adquirir algún amuleto “para evitar contagiarse de Covid”.

En las calles de Las Casas, 20 de Noviembre y Bustamante, también se pueden apreciar puestos ambulantes que se dedican a vender este tipo de amuletos considerados de la buena suerte.

Los diferentes artículos para rituales de Año Nuevo son exhibidos para su venta desde el 25 de diciembre, y es que las personas acostumbran a comprar amuletos y realizarse “limpias” para comenzar el año nuevo con buena suerte, protección y abundancia.

Los vendedores de productos esotéricos y naturistas al interior del Mercado de Abasto, aseguran que aun en la actualidad la ciudadanía resguarda algunas costumbres con la conclusión del año y el inicio de uno nuevo.

Explicaron que este año por la pandemia del Covid, un gran número de personas no tuvieron trabajo y sus finanzas estuvieron bajas, por ello esperan que el 2021 sea mejor y les traiga fortuna.

Por tal razón adquieren desde borregos, monedas, veladoras para la abundancia, amuletos para portar en las billeteras o productos hechos con sémolas que simbolizan prosperidad.

Uno de los rituales más conocidos o más utilizados, es el de quemar brazas de sahumerios por toda la casa en punto de la medianoche para “limpiar” las malas vibras del año que concluye.

Mencionaron  que la mayoría de los compradores ya acuden con algún tipo de receta expedida por “curanderos”, o bien consultan al comerciante sobre qué tipo de productos podrían ser utilizados.

Sin embargo, según expertos muchas de estas prácticas carecen de sentido científico, pues las personas tienden a dejarse llevar por la superstición.

Y es que casi siempre las personas que creen en este tipo de actividades, ya sea tener el color de cierta ropa interior, las 12 uvas, el comprar ciertos tipos de velas aromáticas o el observar cierto color en un gato, ha provocado un sinnúmero de supersticiones que lo relacionan con la buena suerte.

Pese a ello, en Oaxaca la compra de amuletos y artículos para la “buena suerte” se mantiene vigente, y comerciantes confían tener un repunte en sus ventas y que su economía mejore.


TE PUEDE INTERESAR: