Advierten sanciones por abusos en venta de oxígeno medicinal

Luego de que familiares con pacientes Covid-19 acusaron irregularidades en la venta de oxígeno medicinal, la Profeco advirtió sanciones por abuso en costos por venta y recarga por parte de distribuidoras.

Por Óscar Rodríguez / Foto de ambientación

Oaxaca, Oax.- Familiares con pacientes infectados con el virus SARS-CoV-2, han optado por el uso de oxígeno medicinal debido a que no fueron recibidos en los hospitales ante la falta de camas, por lo que llevan su tratamiento en casa. Sin embargo, denunciaron que hay desabasto de tanques en la entidad.

El abogado Raúl López, quien padece Covid-19, denunció que  ha tenido que esperar casi cinco días para que pudiera conseguir un tanque.

“De hecho cuando ya me dieron de alta, mi esposa tuvo que firmar un contrato de un mes para que acudiera a la empresa INFRA y le entregaran un tanque de oxígeno y se tiene que renovar consecutivamente de forma mensual para acceder al oxígeno”, explicó.

“Ni los hospitales particulares pueden obtener el oxígeno, la contratación de los tanques solo es a través del IMSS”, agregó.

Advierte que seguirá conectado a un tanque de oxígeno hasta que alcance su nivel óptimo de respiración.

“Requiero de un nivel 2 para que pueda dejar el tanque y tengo que hacer ejercicios de respiración, inflando globos o utilizando oxímetro, antes de que regrese a mi estado óptimo”, dijo.

Otro caso es el de Miguel Martínez, al quien le recomendaron una empresa nacional que aún estaba surtiendo, pero al solicitar el tanque de oxígeno medicinal le comentaron que se lo enviarían 24 horas después.

De acuerdo con su reclamo, hicieron un pago de 3 mil 500 pesos de depósito, 500 pesos por la renta del tanque y 885 por cada vez que tuvieran que llevar el tanque de mil 725 mililitros.

En total, la familia Martínez llenó este tanque en cinco ocasiones ya que, en un principio le colocaron a su papá cinco mililitros, por lo que el tanque duraba solamente 5 horas y de acuerdo con su relato, cada vez fue más difícil rellenarlo, pues el oxígeno estaba comenzando a escasear en la distribuidora.

“La indicación era que cuando ya casi se estuviera acabando, llamáramos para solicitar el relleno, pero primero tardaron cuatro horas en ir a la casa y después incrementó, pues en una ocasión fueron tres días después”, destacó.

Mencionó que la razón que le daba la empresa es que muchas personas estaban solicitando el servicio de relleno y la compra de tanques, pero eran pocos los administradores, por lo que el servicio se estaba volviendo más complicado.

NO HAY QUEJAS FORMALES

En contraparte, la delegada de la Procuraduría Federal del Consumidor en Oaxaca (Profeco), Lourdes Santiago Cruz, rechazó que haya alguna queja o denuncia formal por la escasez de oxígeno medicinal para pacientes de Covid-19.

Dijo que si existiera un abuso en el mercado o acaparamiento o violaciones a la norma se actuaría, siempre y cuando haya una denuncia formal.

Mencionó que las denuncias que se han vertido han sido mediáticas y en redes sociales, pero ninguna de forma legal en la integración de algún expediente.

Detalló que si hubiera alguna anomalía y se llegara a verificar y comprobar, se aplicarán multas y sanciones contra los infractores, que van de 570 pesos hasta el medio millón de pesos, a la par de que se inicie el procedimiento de clausura.

Con respecto a un posible “mercado negro” en la venta del oxigeno medicinal, la funcionaria dijo que esta situación le corresponde a los municipios o autoridades hacendarias sancionarla.

De acuerdo al reporte oficial de la Profeco, el organismo ha iniciado 120 procedimientos con sellos de suspensión contra establecimientos comerciales por especular o encarecer precios en alimentos básicos, o por difundir publicidad  engañosa, o ha existido rechazos a las verificaciones institucionales.

Precisó que por aplicación de multas la Profeco ha aplicado 8 millones de pesos en multas y sanciones a infractores por violentar normas y reglamentos comerciales durante la pandemia por el Covid-19.