Se agudiza conflicto entre organizaciones Triquis

La Segego informó sobre el hallazgo de dos cadáveres tras operativo interinstitucional en Tierra Blanca, Copala.

Por Agencia IGAVEC

Huajuapan de León, Oax.- Tras un operativo interinstitucional realizado en Tierra Blanca, Copala, la Secretaría General de Gobierno (Segego) dio a conocer el hallazgo de dos cadáveres del sexo masculino que fueron localizados en dicha comunidad, por lo que en este sentido, organizaciones con presencia en esa zona del estado, se han acusado mutuamente sobre los hechos de violencia generados.

La Segego dio a conocer que por instrucciones del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, y con el respaldo del Gobierno de México, se implementó un operativo para el ingreso a Tierra Blanca, Copala, por una comisión integrada por la Guardia Nacional, Policía Estatal, Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), por mencionar algunas instancias.

Indicó que elementos de las corporaciones de seguridad implementaron acciones exhaustivas en Tierra Blanca Copala, y Yosoyuxi, dando como resultado la localización de dos cadáveres de hombres en el paraje conocido como “Llano Jícara”, por lo que ante tal situación, se hizo del conocimiento a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), quienes a través de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) realizaron el levantamiento de los cuerpos.

Tras la localización de los cadáveres, la Segego condenó los hechos de violencia que se han suscitado y aseveró que se desplegará una serie de estrategias de seguridad en la zona para generar las condiciones de paz a favor de las comunidades triquis, de manera coordinada entre el Gobierno de la entidad y el Gobierno de México.

De igual forma, la Segego hizo un exhorto a los habitantes y organizaciones de la zona a generar mesas de trabajo para lograr construir la paz en la región triqui, anteponiendo siempre el diálogo para no generar más hechos violentos que atenten con la vida de las personas.

Cabe señalar que luego del hallazgo de los dos cadáveres identificados como José M. Ramírez y Tomás Martínez García, familiares de las víctimas exigieron a la Fiscalía aplicar todo el peso de la ley a los presuntos responsables de los hechos violentos en Tierra Blanca, Copala. Asimismo, como protesta previo al entierro de los dos hombres, los ataúdes fueron colocados en la carretera local Juxtlahuaca-Putla, para exigir justicia.