Yalitza Aparicio se lanza como cantante

La banda brasileña de reggae Natiruts, el músico jamaiquino Ziggy Marley y la actriz mexicana lanzaron el éxito musical América Vibra 

Información de agencias

Ciudad de México.- Yalitza Aparicio, actriz y activista que saltó a la fama con el protagónico en la película Roma, sigue sorprendiendo. Ahora, la mujer originaria de Oaxaca se lanzó como cantante con un mensaje de unión para los pueblos de América Latina, un mundo más justo y amoroso.

“No queremos muros”, se escucha al inicio de la canción. La banda brasileña de reggae Natiruts, el músico jamaiquino Ziggy Marley y la actriz mexicana Yalitza Aparicio lanzaron el éxito musical América Vibra. Este tema trilingüe lanzado el miércoles, se dio justo en el mismo día de la toma de posesión del presidente estadunidense Joe Biden.

“No queremos muros. Nosotros somos puentes”, recita la actriz nominada a un Oscar antes de que Marley y el vocalista de Natiruts Alexandre Carlo canten sobre la justicia social y la conservación del medio ambiente en inglés y portugués, respectivamente. Los tres se unen en el coro, que repite el título de la canción.

“América vibra” incluye un video musical dirigido por Rick Brombal que combina imágenes de la sede del Senado brasileño, la Casa Blanca y otros lugares emblemáticos cubiertos o rodeados de vegetación en una alusión al poder de la naturaleza sobre el del hombre. La portada del sencillo, que muestra los rostros de los tres artistas cubiertos de figuras geométricas multicolor, fue desarrollada por el muralista brasileño Carlos Eduardo Fernandes Léo, más conocido como Kobra.

“La idea (del tema) surgió en 2019, antes de la pandemia”, dijo Carlo en una entrevista reciente con The Associated Press desde su casa-estudio en Brasilia. Nariruts, una banda de reggae con más de 25 años de trayectoria, planeaba incluirlo en un DVD grabado en el Luna Park de Buenos Aires tras haber tocado en México, Paraguay, Chile y Puerto Rico, pero la pandemia frustró sus planes, explicó el músico.

Meses después decidieron seguir adelante: “El propósito era el mismo, la unión de las Américas”. Y con este fin invitaron a un colega angloparlante radicado en Estados Unidos que pudiera darle “legitimidad a la canción”: el hijo del legendario Bob Marley, al igual que su padre un músico y activista.

Para la parte en español sabían que querían a una mujer, y en Aparicio consiguieron más que tan sólo representación femenina: “La identidad con los indios, la identidad con su país, con los problemas, con las personas, con el pueblo”, destacó Carlo sobre la actriz y activista de origen mixteco.

“Yalitza hizo crecer la canción por su persona, por su representatividad de América Latina”.

Para Aparicio, debutar en la música hablando — pues confesó que no sabe cantar — fue “experimentar otra fase y descubrir qué pasaba”.

“Lo que me atrajo de este proyecto es el mensaje que transmite… la intención de compartirle al mundo algo tan importante que es la unión, y qué mejor que hacerlo a través de la música”, dijo Aparicio a la AP vía Zoom desde la Ciudad de México.

Su participación también incluye los versos: “No queremos hambre, nosotros somos vida. No queremos armas, nosotros somos paz. No queremos odio, nosotros somos amor”.

La intención principal del tema musical es ayudar a la gente a sentirse empoderada, con su mensaje de unión y de esperanza.