Guadalupe Ángela, poeta y aliada de las mujeres escritoras

Ciudad de México, DF.- La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura, recuerdan a un año de su deceso a la poeta oaxaqueña Guadalupe Ángela Ramírez Victoria (1969-2020), quien sigue presente no solo con su trabajo poético encomiable, sino en su legado como promotora de mujeres escritoras.

La poeta y narradora Araceli Mancilla Zayas le escribió Carta a Guadalupe Ángela, una misiva post mortem hasta ahora inédita: “Guadalupe, vengo de un viaje, con libros. Traigo poemas de mujeres y hombres, mexicanos, de quienes platicaría contigo”, inicia el texto compartido al INBAL.

La autora de Al centro de la ínsula (2001) le recuerda a Guadalupe Ángela su gusto compartido por extenderse en descubrimientos y afinidades literarias, leyéndose mutuamente obras de escritores reconocidos y desconocidos. “Tú hacías lo mismo, y por ti empecé a leer la obra de Cristina Peri Rossi y no hace mucho me regalaste un precioso poemario de Tanya Huntington”, le expresa en la carta fechada en febrero de 2020.

La también editora, Araceli Mancilla, establecida en Oaxaca, recuerda que una de las preocupaciones más grandes de la autora de A lápiz haikús (2013) era el impulso a mujeres escritoras; ya fuera desde la Biblioteca Andrés Henestrosa, el escenario del bar cultural La Nueva Babel o desde la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, en la cual Guadalupe Ángela cursó su doctorado en Estudios Críticos del Lenguaje y donde dirigió la Facultad de Idiomas.

“Conociste a una editora en el Periódico de Poesía de la UNAM, a la poeta Ana Franco Ortuño, quien te había contagiado su determinación para que las voces de las mujeres poetas tuvieran más espacios, y te empeñaste en propiciarlos desde donde se pudiera”, afirma.

Mancilla Zayas apunta que ese impulso en favor de las escritoras mexicanas llevó a la autora de Autorretratos de una joven bailarina (2019) a promover el homenaje a la poeta oaxaqueña Rocío González, su “amada maestra y amiga”, quien falleció un año antes.

“Rocío y tú compartieron el tener una gran fuerza de espíritu, y una voluntad férrea que las llevó a no alejarse de la poesía ni de la escritura aun en los momentos más difíciles”, detalla.

En 2018 Guadalupe Ángela publicó Zarpamos (Cento Lumi), una antología bilingüe de sus poemas (en español e italiano) ilustrado con la obra plástica de una veintena de mujeres. Su trabajo poético también está incluido en las antologías Tres ventanas a la literatura oaxaqueña actual (Almadía, 2005), Oaxaca siete poetas(Almadía, 2007) y Anuario de poesía (FCE, 2008). Falleció el 8 de febrero de 2020 en Oaxaca.