Inaugura Conabio banco comunitario de semillas en el ejido Unión Zapata

Este espacio favorecerá el intercambio de semillas nativas entre agricultores de Valles Centrales.

Oaxaca, Oax.- La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) inauguró un banco de semillas en el ejido Unión Zapata, ubicado en los Valles Centrales del estado de Oaxaca.

En un comunicado se detalló que su apertura favorecerá el intercambio de semillas nativas entre agricultores de esta región.

La creación de este banco fue impulsada por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y la Conabio, a través del Proyecto Agrobiodiversidad Mexicana, que opera con recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).

En la inauguración estuvieron representantes del gobierno federal, autoridades de la comunidad, el comité del banco de semillas y agricultores. Ya son doce bancos comunitarios de semillas que se instalan en Oaxaca y su puesta en marcha fue posible gracias a la participación de autoridades y agricultores de la comunidad, quienes donaron semillas de maíces, frijoles y calabazas nativas.

Con la operación de estos bancos se impulsa la conservación in situ de la milpa en comunidades campesinas, el mejoramiento participativo de los maíces nativos y el fortalecimiento de capacidades en productores que trabajan a pequeña escala, para realizar una mejor selección y conservación de sus semillas.

El funcionamiento del banco de semillas está a cargo de un comité electo por los agricultores el pasado 16 de enero, fecha de su inauguración.

La dinámica consiste en prestar semillas con la condición de que, al obtener la primera cosecha, se les devuelva el doble de lo recibido, de esta manera más agricultores podrán aprovecharlas en el siguiente ciclo agrícola.

Las próximas acciones que se realizarán son: el establecimiento de lotes de producción de semillas, lotes demostrativos con innovaciones tecnológicas para mejorar la producción, así como capacitaciones. Más adelante habrá visitas de estudiantes para que conozcan su patrimonio biocultural y participen en su conservación.

La importancia de abrir este banco en el ejido Unión Zapata de Oaxaca, radica en que sus habitantes custodian la cueva de Guilá Naquitz, lugar donde se encontraron algunas de las muestras más antiguas de maíz, frijol y calabaza.

Dicha cueva fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el 2010 por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación, la Educación y la Cultura (UNESCO).