Rechaza juez presunta violencia familiar

El juez segundo de distrito, Fidel Gallegos Figueroa, afirma ser un padre preocupado por el bienestar integral de su hijo

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- El juez segundo de Distrito, Fidel Gallegos Figueroa, rechazó las acusaciones en su contra por presunta violencia de género y familiar realizadas por su esposa, la señora Luvia Jeanett Altamirano Raymundo.

En días pasados, Luvia Altamirano acudió a la sede de la Cámara de Diputados para manifestar presuntas agresiones y amenazas por parte del juzgador, acusándolo de quitarle a su hijo y de no querer darle el divorcio.

Sin embargo, el juez Fidel Gallegos aclaró que fue él quien presentó la demanda de divorcio incausado en contra de Luvia Altamirano Raymundo, la cual quedó emplazada el 12 de marzo de 2021.

Señaló que Luvia Altamirano nunca ha solicitado legalmente ni extraoficialmente el divorcio, pues precisamente por el vínculo matrimonial ella percibe 15 por ciento de su sueldo y demás prestaciones como juez de Distrito.

En ese sentido, negó el presunto incumplimiento en el pago de pensión alimenticia, dado que Luvia Altamirano recibe puntualmente su porcentaje, que sumado al 20 por ciento del menor, percibe el 35 por ciento de su sueldo como juez.

Expuso que pese a recibir el dinero en tiempo y forma, su aún esposa ha dejado de pagar la hipoteca de su vivienda, poniendo en riesgo el derecho de su hijo al concepto de habitación.

De igual manera, aseguró que Luvia Altamirano se ha valido del tráfico de influencias, pues la juez cuarto Familiar del Centro le otorgó dicha pensión a pesar de ser improcedente por saber que es licenciada en derecho y no tiene impedimento físico para trabajar.

“Es falso que en el conflicto familiar que tengo con Luvia Altamirano exista influyentismo de mi parte para quitarle a mi hijo; al contrario, es ella quien se vale del tráfico de influencias para violar los derechos de mi hijo con total tolerancia y protección de las autoridades, quienes ninguna acción toman a pesar de que ilegalmente Luvia Altamirano violenta el derecho de convivencia de mi menor hijo, pues como consta en el juicio de guarda, custodia, convivencia y alimentos 162/2020 del Juzgado Cuarto Familiar del Distrito Judicial del Centro, Oaxaca; ella ha impedido la convivencia con mi hijo”.

Fidel Gallegos Figueroa

El juez dijo que dicha violación al derecho de convicencia con el menor está tutelado por el artículo 462, fracción IV del Código Civil del Estado de Oaxaca, que prevé que la patria potestad se suspende por no permitir que se lleven a cabo las convivencias decretadas por la autoridad judicial. Sin embargo, “la juez cuarto Familiar protege a Luvia Altamirano, en perjuicio de mi hijo, pues ninguna acción toma al respecto, a pesar de ser su obligación y además que ha recibido las peticiones formuladas por el suscrito como por la agente del Ministerio Público adscrita a dicho juzgado”, añadió.

Asimismo, explicó que Luvia Altamirano realizó actos jurídicos ilícitos para impedir la convivencia con su hijo; lo que dio lugar a la carpeta judicial OAX/00096/2021 por delitos contra la Ley de Amparo, al promover juicios de amparo con hechos falsos, incluso con la colaboración servidores públicos involucrados.

Denunció además que la señora, sin autorización judicial, salió de vacaciones a Huatulco con su hijo y con su nueva pareja sentimental, a pesar del semáforo rojo epidemiológico por Covid-19 que imperaba en el estado.

El juzgador negó rotundamente que haya lesionado a su hijo; “lo cierto es que Luvia Altamirano ha pretendido fracturar la fraterna relación paterno filial con mi hijo, incluso lo ha lesionado para atribuirme las agresiones; pero las actas de entrega recepción del Juzgado Cuarto Familiar del Centro, permiten apreciar que Luvia Altamirano es quien lo ha entregado lesionado, con tolerancia de la juez familiar que lleva el caso”, refirió.

Al respecto, mencionó que hay señalamientos del menor, quien acusa a su madre de lesiones, por lo que ha solicitado que la víctima pierda la patria protestad como madre.

“Como se aprecia, no son las influencias las que pueden conducir a que Luvia Altamirano sea suspendida de la patria potestad de mi hijo; sino que es la consecuencia de impedir la convivencia sistemáticamente y de manera injustificada. Luvia Altamirano es protegida por la juez cuarto Familiar del Centro, precisamente por el tráfico de influencias que maneja a través de su abogado inicial, pues éste tiene familiares en la prensa, al igual que en las altas esferas del Poder Judicial del Estado de Oaxaca y en otros órganos jurisdiccionales que dominan la impartición de justicia, situación que ya está denunciado ante las autoridades competentes”, puntualizó el juez.

Fidel Gallegos Figueroa argumentó que las falsas acusaciones en medios de comunicación basadas en hechos sin fundamentos que difundió su esposa Luvia Altamirano, han puesto en tela de juicio su prestigio y honorabilidad, la cual jamás ha roto.

«Son falsas y calumniosas las acusaciones hechas en mi contra por la señora Luvia Altamirano. Soy un padre preocupado por el bienestar físico, emocional, psicológico y económico de mi hijo. Es ella quien ha utilizado sus influencias para alejarme de mi hijo, apoyada de un abogado y de las altas esferas del Poder Judicial del Estado de Oaxaca”, concluyó el juez.


TE PUEDE INTERESAR: