Se lleva a cabo en la capital oaxaqueña “La feria de las y los que hacen libros”

Con un espíritu de renovación y autenticidad editorial 

A poco más de un año de la situación causada por la pandemia, en la que se suspendieran actividades culturales así como presentaciones o reuniones de cualquier tipo, un grupo de jóvenes entusiastas decidieron comenzar a activar de alguna forma la escena cultural con un evento enfocado a las letras y que cayera justo en el día internacional del libro. Sumando esfuerzos tanto para localizar un foro donde fueran recibidos con todo el protocolo y medidas de higiene; así como con la vinculación de los exponentes dispuestos a participar en las actividades  

Bajo la consigna: “Somos lxs que hacen libros; nos expresamos por medio del libro, exploramos sus formas y sus temas”, es como se llegaron a involucrar poco más de quince exponentes de la edición editorial: entre colectivos, editores, encuadernadores, escritores y gestores que mantienen viva la esencia por el quehacer libresco.  

El singular evento se realizó los días 23 y 24 de abril en las instalaciones de Gozona Cine. Con el objetivo principal de reunir a personas que compartieran este gusto por la literatura y la creación editorial autogestiva. Con el atractivo de ser diseñada y presentada por los propios creadores de libros.  

Generando una iniciativa con una estructura plural y de inclusión desde el nombre de la feria hasta en las dinámicas realizadas durante los dos días del evento. Incluyendo en su programa: proyecciones de películas, presentaciones de libros, conservatorios con diversos actores de la escena editorial y venta de libros. Amenizado además por sets de música de vinilos durante sus intervalos.  

 Destacable es que algunos de los involucrados en la presentación venían de diversos puntos de la república mexicana cómo la Ciudad de México (Endosando Ideas, Esto es un libro) y Jalisco (Ioshio Hd).  

La ceremonia tuvo una respuesta favorable por parte del público que asistió; quienes se acercaban a los estantes de las editoriales a preguntar sobre algún material de su interés, mientras que podían entablar una conversación directa con quien publica y edita el libro, a manera de un convivio solidario. En el que se resalta que “ningún libro está completo hasta que es leído”; como lo dijo una de las expositoras en su charla. De igual forma los asistentes podían presenciar charlas acerca de procesos y datos de interés creativo durante los conversatorios.  

 El evento se planificó bajo la batuta de cuatro actores principales: Foro de las formas del libro (Eréndira Aragón), Svarti Ediciones (Lord Svarti), Entrópico Ediciones (Rigo y Amaury) y Gozona Cine.  

Casi para culminar el evento en la noche del 24 de abril, se presentó el proyecto “El anhelo”; como un punto físico de encuentro para la recopilación, registro y creación de “libros libres en Latinoamérica”. Siendo este coordinado principalmente por Andrea Bel. Arruti y Tonatiuh Trejo. Este proyecto se inaugurará próximamente en Matamoros 404, colonia centro.  

 

Dejando este primer encuentro como una declaración de transformar a este estado en una cuna de la disidencia editorial, y con grandes motivaciones de generar más actividades culturales que refuercen el sentido de la creación editorial desde el estado de Oaxaca para cualquier punto del país.