Aconseja IMSS mantener sana nutrición en los menores

Ana Livier Medrano Lerma, supervisora de Nutrición del Primer Nivel, recomendó incluir en su nutrición verduras, frutas, cereales, leguminosas, alimentos de origen animal bajos en grasas y que beban agua natural.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hizo un llamado a los padres de familia a cuidar la nutrición adecuada de niñas y niños, brindarles alimentos naturales, frescos y preparados en casa para la celebración de fechas como el Día de las Madres, o el reciente Día del Niño.

Ana Livier Medrano Lerma, supervisora de Nutrición del Primer Nivel del Seguro Social, informó que los menores deben tener una alimentación suficiente, equilibrada y variada a fin de satisfacer sus necesidades individuales, en cuanto a energía y nutrimentos, los cuales son distintos de acuerdo a su edad y ritmo de crecimiento.

Recomendó incluir en su nutrición verduras, frutas, cereales como avena, tortilla, pasta; leguminosas como lentejas, frijol y habas; alimentos de origen animal bajos en grasas que proporcionan proteínas como pollo y pescado; las grasas buenas que se encuentran en el aguacate, cacahuates y almendras; y mantener la hidratación a base de agua natural.

La especialista, adscrita al Área de Nutrición y Salud en el Seguro Social, indicó que es importante trasmitirles a los padres de familia que “enseñen a través del ejemplo los buenos hábitos de alimentación para sus hijos”, con el objetivo de que los niños aprendan e incorporen hábitos saludables.

Aconsejó que en las celebraciones se procure tener comida saludable como una variedad de frutas y verduras picadas que pueden ser acompañadas con limón, como son jícamas, pepinos, jitomates, zanahorias, naranjas, guayabas, fresas, uvas, melón, sandía, entre otros.

Medrano Lerma planteó que otra opción es tener refrigerios saludables como cacahuates naturales, almendras y nueces en pequeñas raciones, sin otorgarles la bolsa entera para establecer un límite de consumo al niño.

La licenciada en Nutrición manifestó que debe evitarse la comida chatarra, sobre todo los productos ultraprocesados como galletas, refrescos y bebidas azucaradas, golosinas, papas fritas porque se caracterizan por ser muy altos en calorías, azúcares, grasas y sal.

Medrano Lerma subrayó que en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del IMSS se cuenta con la estrategia de PrevenIMSS a través de la cual se orienta sobre la buena alimentación, el consumo de agua simple y la actividad física.

“En estas estrategias hay un componente de nutrición donde se evalúa y se vigila el peso y el crecimiento del niño para ver que esté teniendo un buen desarrollo de acuerdo a su edad”, dijo.

Dijo que el Instituto también cuenta con la estrategia Control de la Niña y el Niño Sano, dedicado a contribuir al adecuado desarrollo de la población infantil al mejorar su estado de salud mediante la promoción de estilos de vida saludables, la vigilancia del crecimiento y desarrollo.

La especialista del Seguro Social agregó que en las UMF se cuenta con personal Nutricionista Dietista quien otorga una consulta individual al menor que envía el Médico Familiar, cuando diagnostica desnutrición que puede retrasar su desarrollo, sobrepeso, obesidad u otros padecimientos nutricionales, para que sea atendido a tiempo y prevenir complicaciones.

Añadió que en las entidades con semáforo en color verde epidemiológico por COVID-19, en las unidades el personal de trabajo social brinda sesiones de ChiquitIMSS Junior, ChiquitIMSS, JuvenIMSS Junior y JuvenIMSS para promover los estilos de vida saludables.