Claudia investigaba presunta corrupción de alcaldesa de Nochixtlán: familia

Las hermanas de la activista binacional indicaron que había denunciado presuntos actos de corrupción en la administración de Lizbeth “N”.

Por Oscar Rodríguez / Foto de Carolina Jiménez

Oaxaca, Oax.- La activista binacional Claudia Uruchurtu fue desaparecida por investigar y denunciar presuntos actos de corrupción y de abuso de poder que cometía la presidenta municipal de Asunción Nochixtlán, Lizbeth “N”, quien busca reelegirse en el cargo, aseguraron sus familiares.

De acuerdo sus hermanas, Elisa y Sara, la activista había denunciado y descubierto el mal manejo de los recursos que se cometían en el ayuntamiento de Nochixtlán.

Incluso, una noche antes de su desaparición, Claudia había protestado por la detención arbitraria de un contratista que exigía el pago de obras realizadas a la alcaldesa.

Después, cuando un grupo de ciudadanos acudió a manifestarse para exigir la libertad del empresario, éstos fueron reprimidos por la policía municipal. En ese momento, Uruchurtu fue “levantada” por un grupo armado, que se la llevó en una camioneta y desde entonces se desconoce su paradero.

Un viaje sin retorno

De acuerdo con la carpeta de investigación, donde está integrada la denuncia por desaparición forzada, Claudia llegó en 2014 a México, procedente de Inglaterra, para cuidar a su madre que se encontraba en el municipio de Nochixtlán.

“Cuando conocimos que ella había desaparecido tras una protesta, el 5 de abril nos trasladamos a Oaxaca para iniciar su búsqueda”, indicaron las familiares.

Según Sara y Eliza, Claudia Uruchurtu apoyó en 2018 el proyecto político de Morena, pero no estuvo de acuerdo con el mal manejo del ayuntamiento por parte de la alcaldesa de Nochixtlán.

Claudia consideraba que la edil estaba actuando de forma deshonesta, pues primero adquirió un rancho de más de 20 hectáreas y después una camioneta de lujo, así como otro vehículo para su hermana y una moto de 380 mil pesos para su hermano, todo en menos de un año y a cargo del erario municipal.

Además de que gastaba unos 80 mil pesos en cuestiones personales que justificaba como pagos de gasolina. Incluso existía una lista de “aviadores”, cuyo pago mensual era de 766 mil pesos. Había pagos a empresas “fantasma” por mas de un millón de pesos, así como a factureras, y gastaba más de 10 mil pesos diarios en viáticos y 90 mil pesos en comidas.

Según sus familiares, Claudia Uruchurtu integró un expediente y denunció la opacidad en el gasto público ante la Cámara de Diputados, evidenciando los gastos indebidos, pero la mayoría de diputados desecharon el expediente que se había conformado ante el Órgano Superior de Fiscalización de Oaxaca (OFSEO), que detectó irregularidades en el manejo del presupuesto de Nochixtlán por 8.7 millones de pesos.

En tanto, en la Fiscalía Anticorrupción hay dos carpetas de investigación; una por utilizar documentación falsa para transferir dinero de las cuentas municipales a cuentas privadas, mientras que otra es una denuncia ante la Fiscalía Especial de Delitos Electorales (Fepade) por falsificar la firma de un síndico para quitarlos de su cargo.


TE PUEDE INTERESAR: