Certeza laboral pide personal de salud en el Istmo

El grupo de aproximadamente 36 trabajadores, entre los que se encuentran médicos, enfermeros, afanadores y personal administrativo, señalaron que fueron contratados el 1 de abril de 2020, tras el llamado que hiciera el gobierno federal ante la contingencia que se vivía debido a la pandemia por el COVID-19.

Por Guadalupe Espinoza

El Personal del hospital INSABI ubicado en Juchitán, se manifestaron esta mañana en las instalaciones del nosocomio, para exigir a las autoridades federales resuelvan su continuidad laboral debido a que desconocen lo que pasará con ellos ahora que se ha informado que el inmueble cerrará sus puertas y dejará de atender a personas infectadas por el COVID-19.

En Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, el personal exige  la recontratación, ya que cerró sus puertas el 26 de mayo, pero su contrato termina el 15 de junio.

Reiteraron que exigen que siga funcionando ya sea como Materno Infantil con sus 16 especialidades como estaba planeado, “no quieren Elefantes Blancos”.

El grupo de aproximadamente 36 trabajadores, entre los que se encuentran médicos, enfermeros, afanadores y personal administrativo, señalaron que fueron contratados el 1 de abril de 2020, tras el llamado que hiciera el gobierno federal ante la contingencia que se vivía debido a la pandemia por el COVID-19.

Los trabajadores explicaron que a pesar de conocer el riesgo que podrían correr, acudieron al llamado que hicieron las autoridades federales y fue así como fueron contratados por la institución médica antes mencionada que en todo momento estuvo a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que atendió a personas con COVID-19 en estado crítico.

En este sentido, informaron que sin ser notificados, pacientes que se encontraban aún internados en el hospital, fueron trasladados a otros nosocomios, el personal militar que se encontraba en el lugar fue retirado y las puertas del inmueble fueron cerradas debido a que presumiblemente se rumoró, ya no existía riesgo de contagio en la región del Istmo.

Recordaron que este próximo 15 de junio de 2021 concluye la relación laboral que se tiene con la Sedena y hasta estos momentos ni una autoridad sanitaria se ha acercado a ellos para informarles de lo ocurrirá con su situación laboral.

Ademas dieron a conocer que solicitan al gobierno federal lo que prometió al inicio de su contratación por la pandemia, que sería su reubicación a unidades de salud, tras culminar su intervención en los hospitales INSABI que fueron formados por la contingencia sanitaria. Así mismo están solicitando continuidad laboral, trabajar bajo contratos dignos y trabajar bajo el sistema nacional de salud a través del INSABI.