jueves, agosto 18, 2022

Familia de Alexander exige castigo a un año de su asesinato

Destacadas

La FGEO informó que se investiga a la cadena de mando implicada, donde hay órdenes de aprehensión contra 3 policías municipales más; hay un elemento vinculado a proceso.  

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- A un año del asesinato del joven futbolista Alexander Martínez Gómez, sus familiares siguen clamando justicia. Su madre, Virginia Gómez, recrimina que la Fiscalía General del Estado no avanza en la indagatoria, cuando ya existe una recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) para ampliar la indagatoria y se castigue a la cadena de mando implicada en crimen del deportista.

La DDHPO en su resolutivo y recomendación dictaminó que la muerte de mi hijo fue una ejecución extrajudicial y por ello deben pagar todos los implicados, desde los policías que estuvieron en el operativo, hasta el síndico procurador del ayuntamiento y el presidente municipal de Acatlán de Perea Figueroa, Adán Maciel, quien dio la orden de disparar y asesinar a mi hijo”, acusó la madre de la víctima.

Resaltó que derivado de la revisión del proceso, se identificó que dos peritos del Instituto de Ciencias Forenses alteraron evidencias, peritajes y por ello, también deben ser sujetos a proceso penal.

De acuerdo con la carpeta de investigación en poder de la Fiscalía General de Justicia (FGJO), el crimen en contra del joven futbolista Alexander Martínez Gómez, ocurrido en el municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, el 10 de junio de 2020 en Oaxaca fue una ejecución extrajudicial ordenada por el presidente municipal de esa demarcación, Adán Maciel Sosa.

En tanto el resolutivo, DDHPO/914/(26)/OAX/2020, exige a las instituciones de procuración de justicia agilizar la indagatoria para que toda la cadena de mando implicada en el asesinato del deportista sea sancionada, además de que se actúe para remover y sancionar, con acciones penales, a los peritos de esa instituciones que tergiversaron el dictamen inicial del caso.

En el documento se anexaron pruebas testimoniales y periciales que indican que elementos de la policía municipal de Acatlán, en un operativo de alcoholímetro, para tratar de infraccionar al deportista Alexander Martínez Gómez, quien junto con otros jóvenes había llegado en motocicletas a una tienda de conveniencia en presunto exceso de velocidad, se excedieron de sus funciones y, tratando de reprender a los presuntos infractores, accionaron con alevosía y ventaja sus armas de fuego, asesinado al futbolista de 16 años.

Actualmente sólo ha sido vinculado a proceso, y permanece encarcelado, un policía que trataba de obtener la libertad bajo caución argumentando un disparo accidental, según su defensa, pero el juez le negó este beneficio y está a la espera de sentencia.

Sin embargo, la investigación que realizó la Fiscalía del Estado señala que los disparos fueron hechos con alevosía y ventaja y no sólo fueron de un arma, sino de cuatro.

La indagatoria se ha ampliado para fincar responsabilidades a tres policías más, quienes también están acusados por los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad, pero estos ya se ampararon y dejaron su cargo y se encuentran prófugos de la justicia.

Por su parte, la familia de Alexander, en voz de la señora Virginia, afirmó que el joven no murió por un accidente, sino fue víctima de violencia policial.

Mientras que el padre del futbolista asesinado, Teodoro Martínez, apuntó que a su hijo también le intentaron sembrar un arma de fuego para intentar desacreditarlo, pero gracias a un testigo se evitó su criminalización.

A su vez, Alexis, quien fuera hermano de Alexander, afirmó que al cuerpo no le hicieron los estudios periciales adecuados. “No solo lo privaron de la vida, sino que por la actuación de la Fiscalía se le ha negado la justicia”, lamentó.

Noticias relacionadas

Noticias recientes