“Cocina Calmécac”, pasión por la música y la gastronomía

Tras verse en una crisis económica por la pandemia, integrantes de la escuela de música tradicional encontraron en el turismo gastronómico solidario una opción para sobrevivir.

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- Derivado de la crisis por la Covid-19, el maestro Nathanael Lorenzo Hernández, dio a conocer que el proyecto de la “Cocina Calmécac” se ha convertido en los últimos seis meses en un mecanismo para generar recursos necesarios para continuar el funcionamiento del Instituto Intercultural Calmécac (IIC).

Dijo que el IIC ha operado por más de 10 años de manera interrumpida como un centro de formación musical, que se ha sostenido a través de apoyos comunitarios, de padres y madres de familia, donaciones privadas, conciertos y venta de discos.

Sin embargo, a raíz del inicio de la pandemia, los ingresos necesarios para el pago de renta, alimentación y becas del alumnado se vinieron abajo, por lo que a fin de evitar la suspensión de actividades y su cierre, la institución tuvo que buscar otros mecanismos de financiamiento.

Foto de Carolina Jiménez

Es por ello que optó por el trabajo en equipo con madres y padres de familia, campesinos de la región, exalumnos y alumnos, para producir, envasar y comercializar tostadas, salsas, mole y yerbas de cocina, entre otros productos.

Lorenzo Hernández dijo que fue así como se creó la Cocina Calmécac, a parte de que promovieron a través de sus redes sociales el turismo gastronómico solidario, que consiste en recibir comensales en su propio comedor, donde les ofrecen un delicioso menú con alimentos tradicionales de la región, mientras la Banda Filarmónica del ICC les deleita con su música.

“Se ofrece un alimento para el cuerpo y para el alma a un mismo tiempo”, expuso.

Finalmente, el compositor y flautista oaxaqueño pidió el apoyo de la ciudadanía con el propósito de socializar y difundir su experiencia para remontar la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus y para que en un futuro “Cocina Calmécac” se convierta en el corto plazo en una empresa social que logre escalar hasta consolidarse de forma profesional, favoreciendo la economía de toda la comunidad de Nejapa de Madero.

Foto de Carolina Jiménez

TE PUEDE INTERESAR: