Regresan conchas y caracoles al Océano

Con esta acción se busca recuperar el ecosistema y mantener su sustentabilidad.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- Con motivo del 23 aniversario de la creación del Parque Nacional Huatulco, la sociedad civil organizada, empresas y autoridades municipales se hicieron a la mar para liberar 371 kilos de fragmentos de coral, conchitas y caracoles, que fueron devueltos por turistas en el aeropuerto internacional de Bahías de Huatulco.

La acción busca recuperar el ecosistema en las 11 mil hectáreas que comprenden destino turístico de la Costa de Oaxaca a fin de recuperar su sustentabilidad y evitar su degradación, informó el director de turismo del lugar, Raúl Sinobas Solis.

El funcionario indicó que en Huatulco son muchos los ciudadanos que se han puesto de acuerdo para trabajar a favor de la sustentabilidad, y lograr que el desarrollo económico que genera el turismo, no afecte negativamente el desarrollo social ni el medio ambiente.

“Por eso, hay una campaña de concientización de parte de los prestadores de servicios turísticos y sociedad civil para evitar el saqueo y depredación del Parque Nacional Huatulco”, expusieron.

Detalló que en las labores participan todos los responsables del área del aeropuerto que conjuntamente con el Equipo Verde y las Asociaciones de Hoteles, se ha dado a la tarea de recuperar en sus áreas todo el material acuático que logra recuperar.

Sinobas Solis dijo que una vez recuperado mucho de los extraído en las playas, se regresa al mar en embarcaciones, mismas que este martes salieron de la dársena de Santa Cruz Huatulco y luego de navegar una milla náutica realizaron esta actividad de educación ambiental para hacer conciencia en la sociedad y en los visitantes de no extraer de las playas corales muertos, caracoles, conchas ni arena, ya que porque eso se rompe el ciclo biológico.


TE RECOMENDAMOS: Buscan soluciones para preservar los arrecifes de coral


Detalló que los corales muertos sirven como refugio para diversas especies marinas que los adoptan como refugio para protegerse de depredadores; al mismo tiempo, sirven como alimento con alto contenido de calcio, para peces que los mastican y luego los desechan como arena.

Raúl Sinobas aclaró que en Huatulco se sigue trabajando muy unido para tener una comunidad resiliente y recibir turistas responsables.

Por ello afirmó en el aeropuerto a través de los altavoces se informa a los turistas que no deben llevarse productos del mar y si se les detectan en las maletas, se les invita a regresarlos para evitar ser remitidos ante las autoridades correspondientes, pues hacerlo, es un delito penal.


TE PUEDE INTERESAR: