Relacionan sonambulismo con consumo de alcohol o drogas

Un estudio reveló que los sonámbulos, estando dormidos, hablan, abren los ojos, comen compulsivamente, lloran o pelean