Variante Delta, Alfa y Lambda de Covid-19 detectadas en Oaxaca

Se han detectado en la zona del Istmo de Tehuantepec, la región de la Costa, la Cuenca y los Valles Centrales.

Por Óscar Rodríguez / Foto de Carolina Jiménez 

En Oaxaca el titular de la Secretaría de Salud (SS), Juan Carlos Márquez Heine, confirmó que en la entidad circulan tres variantes del virus SARS-CoV-2, Delta, Alfa y Lambda, consideradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las de mayor riesgo y contagio entre la población.


Por ello, el funcionario afirmó que se han extremado las medidas de prevención, mitigación, y se ha decretado declarar el semáforo epidemiologico amarillo, además de que se ha lanzado a la poblacion una alerta para que se eviten las reuniones masivas, los eventos público y se mantenga la sana distancia.


Indicó que las variantes peligrosas según el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE) y de la Dirección General de Epidemiología (DGE) se han detectado en la zona del Istmo de Tehuantepec, la región de la Costa, la Cuenca y los Valles Centrales.


Detalló que el segmento de población que ha resultado más afectado, es en estos momentos aquel cuyas edades oscilan entre los 30 a 50 años.


Precisó que la variante B.1.617.2 del nuevo coronavirus, denominado Delta, ha sido detectado en Santa María Tonameca, en la región de la Costa, y en San Juan Bautista Tuxtepec, en la Cuenca del Papaloapan.


En ese mismo sentido, agregó que en San Juan Bautista Tuxtepec se encuentra la P.4, mientras que en el Istmo de Tehuantepec, precisamente en Santa María Jalapa del Marqués, fue localizada la variante C.37 (Lambda).


Antes, en junio, se detectaron dos casos de la variante B.1.1.7 o Alfa del virus SARS-CoV-2, uno en Juchitán, en el Istmo de Tehuantepec, y otro en Santa Lucía del Camino, en Valles Centrales.


A la fecha se han detectado 13 variantes en Oaxaca entre las que se encuentran: la B.1.1.519, B.1, B.1.2, B.1.1.432, B.1.301, B.1.1.222, B.1.427 y B.1.429 (Epsilon), P.1, B.1.1.7 (Alfa), P.4 , B.1.617.2 ( Delta) y la C.37 (Lambda), todas sujetas a vigilancia epidémica.


Según el titular de la Secretaría de Salud Oaxaca, al ser un estado altamente turístico, existe un flujo constante de personas que se desplazan de una comunidad a otra a realizar sus actividades, aunado a que muchas familias oaxaqueñas tienen parientes que radican en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, y al interior de la República Mexicana, quienes también visitan de manera constante sus comunidades de origen, de ahí que estos linajes del virus se acentúen más en ciertas demarcaciones.


Sin embargo, precisa que independientemente de las variantes que circulen, todas tienen en común la misma forma de contagio.


“Se propagan de una persona a otra, y por ello es vital frenar la movilidad y mantener a la ciudadanía el tiempo que sea necesario en casa”, finalizó.