El Barrio del Carmen Alto, un lugar lleno de historia

De joven, el mismo “Benemérito de las Américas”, Don Benito Juárez anduvo por estos lugares, ya que estudió el bachillerato en el Seminario “Santa Cruz”, donde también vivió en casa de su tío.

Por Lucio Gopar

Fotos de Omar Maya Calvo

Oaxaca, Oax.- El Barrio del Carmen Alto toma su nombre por la parroquia de la Virgen del Carmen, y sus orígenes datan del siglo XVI. En ese tiempo, fue llamada ermita de la Santa Vera Cruz, donado para que los frailes carmelitas levantaran un templo. Los historiadores señalan que fue justo en esa área en donde había un templo precolombino (conocido como el gran Teocalli de Huaxyacac), en el que se veneraba a la Diosa del Maíz y la agricultura Centeocíhuatl. Los indígenas celebraban cada mes de Julio la Fiesta de los Señores, en la que realizaban el sacrificio de una doncella en honor a esa deidad.

Cuando en este lugar se empezó a venerar a la Virgen del Carmen y se cristianizó el pueblo, se iniciaron nuevas costumbres; también la fiesta popular se transformó, dando pie a los inicios de “La Guelaguetza”. Es por ello que esta fiesta folclórica coincide con el festejo de la Virgen del Carmen, siendo así que hay un gran ambiente en este Barrio, que lo disfrutan los turistas que bajan del Cerro del Fortín y hacen un recorrido por este lugar, en donde se instalan puestos de comida típica, siendo uno de los más famosos antojitos típicos como las empanadas de mole amarillo.

Cuando la religión católica estaba bien arraigada, se empezaron a hacer novenarios a la Virgen del Carmen, tomando como costumbre los asistentes y sus familias, de este barrio, a irse al Cerro del Fortín a cortar azucenas silvestres, por medio de lo cual había una sana convivencia y distracción, que se volvió en una tradición, que al irse fincando la ciudad, se fue cambiando de lugar, a lugares como San Andrés Huayapam, por ser un municipio cercano y tener grandes campos.

El benemérito de las Américas, Don Benito Juárez, vivió en su época de estudiante, en los años de 1818 a 1828, en el barrio del Carmen Alto, en la casa de su padrino el sacerdote Salanueva, quien le enseñó el oficio de encuadernador, siendo aquí actualmente un museo, que se puede apreciar en el hermoso andador turístico García Vigil, y se ubica exactamente en la calle García Vigil No. 609, funcionando a un costado el Taller de Gráfica del maestro Juan Alcázar, alumno fundador del Taller de Artes Plásticas “Rufino Tamayo”, quien también fue el impulsor del Museo de los Pintores Oaxaqueños.

El gran pintor Rufino Tamayo formó parte del coro de la Parroquia del “Carmen Alto”, siendo quizás esta devoción que adquirió desde pequeño, que tuviera un corazón noble, lo cual lo demostró al brindar todo su apoyo económico y moral, junto con su esposa Olga, para la realización del asilo de ancianos, que lleva su nombre.

Actualmente parte muy importante de este barrio es “El Andador Turístico semi-peatonal” que inicia desde “La Cruz de Piedra”, pasando por la Parroquia del “Carmen Alto” y que baja hasta el Centro, tiene edificios antiguos que se han conservado, cuidando su aspecto, que nos remontan a parte de la historia de Oaxaca.

El Barrio del “Carmen Alto” es uno de los principales lugares turísticos en la ciudad de Oaxaca, en el que su templo tiene tres cuerpos con puertas de arco de medio punto y sobre ellas un relieve de cantera con la imagen de la Virgen del Carmen, que extiende su manto protegiendo a su orden.

Se organizan diferentes eventos culturales por las calles que incluyen música de diferentes estilos, en donde no solo los adultos tienen una gran participación, sino también las bandas de música tradicional que están conformadas por jóvenes y niños.

Esperamos que cuando la pandemia esté más controlada turistas y locales puedan disfrutar del bello ambiente de fiesta que se vive en este bonito barrio y toda esta zona.