Manufactura y comercio internacional de México no regresarán a los niveles precovid

México para hacer frente a los cambios debe establecer mayores vínculos en el orbe, especialmente por la atracción de capital y tecnologías: Antonio Ortiz Mena, exministro para asuntos económicos de la embajada de México en Washington.

Con la crisis sanitaria mundial se aceleraron los cambios generados por la gran crisis financiera internacional que se venía desarrollando desde hace algunos años, y ahora eso podría significar la modificación del paradigma global, que algunos definen como desglobalización de la economía, afirmaron los economistas Antonio Ortiz Mena, exministro para asuntos económicos de la embajada de México en Washington, y Enrique Dussel Peters, coordinador del Centro de Estudios China-México, de la Facultad de Economía.

Al participar en el “Seminario de Economía Mexicana 2021. México en el mundo”, organizado por el Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc), Dussel Peters apuntó: por el momento, nuestro país no se ha beneficiado de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

En el encuentro inaugurado por Guadalupe Valencia García, coordinadora de Humanidades, y Armando Sánchez Vargas, director del IIEc, Enrique Dussel consideró que al menos en este 2021 la manufactura y el comercio internacional de México no regresarán a los niveles que había hasta antes de la pandemia, de hecho “tendremos una economía y un comercio diferentes, y así seguirán”.

El también profesor del Posgrado en Economía de la Universidad Nacional reiteró que la nación está ante un importante cambio de paradigma, “en el que seguir insistiendo en la apertura de las fronteras y de las aduanas, no es el tema principal”.

En la sesión inaugural del seminario Política internacional y comercio, moderado por Alicia Girón, investigadora del IIEc, Enrique Dussel destacó la profunda polarización resultante de una industrialización orientada hacia las exportaciones y su falta de vinculación con tendencia a la baja, en particular en la cadena de autopartes.

En su oportunidad, Ortiz Mena se refirió a cuatro transformaciones globales: nacionalismo económico; debilitamiento de los organismos financieros internacionales; conflicto multidimensional entre China y Estados Unidos; y la cuarta revolución industrial (una hipotética cuarta mega etapa de la evolución técnico-económica de la humanidad), “la cual no entendemos cabalmente ni qué la conforma ni cuáles son sus alcances”.

Planteó que las opciones de México para hacer frente a esos cambios serían establecer mayores vínculos especialmente por la atracción de capital y tecnologías con la Unión Europea, así como con la región asiática, no solo con China; con África, así como con América Latina y Norteamérica.

Ortiz Mena indicó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima la regionalización de la globalización y no su terminación; se regionalizará sin que haya una cerrazón total al comercio y la inversión, sino el reforzamiento de los bloques económicos.

“Coincidimos con esa la apreciación de la CEPAL, es natural que México busque mayor acercamiento con América Latina, destacaría la tarea pendiente de una mayor aproximación entre Brasil y México, juntos suman más de la mitad del territorio, de la población y de la economía regional, vale la pena hacer un esfuerzo serio, sistemático y pragmático para ver qué podemos lograr”.

Canadá, integrante del T-MEC, tiene enorme potencial que no es adecuadamente aprovechado en términos de inversión y comercio, “vale la pena ver con detenimiento cómo aprovechar mucho más nuestra casi vecindad con Canadá”, demandó.

En la ceremonia inaugural, Guadalupe Valencia resaltó que a la fecha, este seminario, fundado en 1983 por José Luis Ceceña Gámez, ha dado a la UNAM y a México un espacio de reflexión colectiva en el que se puede reconocer para qué sirve la economía y el análisis de la economía mexicana.

Indicó que el medallón huichol que identifica esta XXVII edición del seminario, “nos vuelve a recordar que la economía está al servicio de la vida y que de nosotros depende, en gran medida, contribuir desde nuestros espacios y análisis, a que sea posible cada vez más la vida buena, el bienestar social y el desarrollo entendido en el mejor sentido de la palabra de nuestras sociedades”.

En tanto que Armando Sánchez mencionó que el Seminario de Economía Mexicana es un espacio institucional de la entidad universitaria, cuyo propósito es estimular la investigación sobre temas fundamentales de la economía del país y su inclusión en el mundo global.

Se trata de fomentar el intercambio de ideas y la discusión académica en unidades de investigación del IIEc; estimular la investigación colectiva y difundir trabajos del propio instituto, y posicionarlo en la discusión nacional en el corto y largo plazos.

En la sesión inaugural, el coordinador del seminario, Jorge Basave Kunhardt, dedicó unas palabras a la memoria de Mauricio de María y Campos, exdirector general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, quien abriría las actividades de este encuentro universitario.


TE PUEDE INTERESAR: