Pandemia y ambulantaje afectan ventas en mercados tradicionales

Comerciantes de los mercados de la capital de Oaxaca piden a las autoridades municipales poner orden al comercio en la vía pública.

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- Los mercados públicos de la ciudad de Oaxaca de Juárez siguen sufriendo los estragos de la pandemia por Covid-19, pues desde que inició tuvieron que cerrar sus puertas por algunas temporadas y han reducido sus horarios de atención al público, situación que ha afectado severamente a su economía.

Aunado a ello, muchos de los clientes se molestan porque se han designado puertas de entrada y salida, en donde tienen que pasar por filtros sanitarios para poder ingresar al mercado, situación por la que optan comprar en otros establecimientos o con el comercio ambulante.

A decir de los locatarios de los mercados públicos, sus ventas se han visto afectadas y no han podido repuntar desde que inició la pandemia, ya que muchos negocios tuvieron que hacer recortes de personal o reducir el sueldo de sus trabajadores.

Locatarios del mercado 20 de Noviembre, ubicado a unas cuadras del zócalo capitalino, coinciden en que sus negocios de comida tampoco han logrado un repunte debido a la baja afluencia de turistas, además de que los pocos que llegan prefieren evitar la zona debido a la invasión de los ambulantes en los alrededores.

Asimismo, lamentaron el aumento en los precios de la canasta básica, lo que provoca que tengan que subir ligeramente sus precios y que sus ventas bajen aún más.


TE RECOMENDAMOS: Comerciantes formales urgen a Oswaldo García solucionar tema de ambulantes


En tanto, en el mercado Cuarto Centenario la pandemia ha obligado al cierre de algunos comedores y varios puestos de este sitio tradicional de la ciudad de Oaxaca.

De los más de 150 locales, casi la tercera parte cerró desde el inicio de la pandemia o a lo largo de esta.

En el mercado Margarita Masa de Juárez, mejor conocido como Mercado de Abasto, los locatarios también han reportado bajas ventas debido a la falta de circulante entre la población.

Aunado a esto, se ha reportado un incremento en la inseguridad en la zona, por lo que los clientes prefieren no asistir a este centro de comercio.

No obstante, los comerciantes aseguran que han buscado opciones para mejorar sus ventas, como la entrega de productos a domicilio. Sin embargo, esto no ha sido suficiente para que sus ganancias repunten.

Ante esta situación, los vendedores formales hicieron un llamado a las autoridades municipales para que pongan orden en comercio en la vía pública, además de reforzar la vigilancia para garantizar la seguridad de los locatarios y clientes.


TE PUEDE INTERESAR: