Desarrolla CaSa y MTO programa de residencias textiles 

La artista textil Eva Brunner se encuentra en Oaxaca y el artista Alán Hernández viajó a Suiza como parte de la Beca para creadores textiles Atelier Mondial.

Como parte de su exploración en el diseño textil Eva Brunner ha experimentado con plantas y desechos naturales para producir tintes para serigrafía. 

Actualmente Eva Brunner se encuentra en Oaxaca haciendo una residencia artística como parte de la Beca para creadores textiles Atelier Mondial, a la vez que el artista oaxaqueño Alan Hernández viajó a Suiza. Este Programa de Intercambio Internacional de las Artes Basilea-Mulhouse-Friburgo es impulsado en México por el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, a través del Museo Textil de Oaxaca (MTO).

Originaria de Suiza, Eva comentó que practica mucho la serigrafía y tiene una fascinación por los tintes naturales. Decidió aplicar al programa de residencias artísticas de Atelier Mondial porque en Oaxaca y en México existen muchas técnicas textiles y los símbolos, patrones e iconografía.

La iconografía es diferente y también las técnicas, me interesa mucho conocer la diversidad que existe y la historia que tienen detrás” mencionó la diseñadora que llegó en septiembre a Oaxaca.  

Sobre el arte textil en Oaxaca, la entrevistada indicó que ha notado que “muchas personas combinan las técnicas tradicionales con lo contemporáneo, pero se nota la influencia de las tradiciones. Por ejemplo con la iconografía, es muy fuerte e ilustrativa, los patrones son muy ilustrativos como las grecas o patrones típicos. Y se ve mucho cómo la naturaleza influencia los diseños, mucha gente trabaja con los tintes naturales o los símbolos, también con las plantas y los animales que hay en México”.

La diseñadora textil platicó que México la recibió muy bien, “la gente comparte mucho lo que hace y lo que sabe. Tengo algunos contactos y amigos, todos me han ayudado y me toman como de su familia, me siento muy cómoda aquí”.

Agregó que en este momento está buscando talleres sobre la extracción de pigmentos, y en los últimos días estuvo aprendiendo algunas técnicas con la diseñadora Maddalena Forcella. “No conozco muy bien cómo extraer el color de las plantas, cuando aprenda a hacerlo quiero experimentar con diferentes especies y materiales. También estoy trabajando con una persona que hace serigrafía y quiero ver si es posible hacer una pasta natural sin químicos”.


TE PUEDE INTERESAR: