José Luis Feliciano, paisajista mixteco que atrapa con sus obras

Los paisajes en sus obras están llenos de misterios, testigos del tiempo y de la cosmovisión de su cultura 

Por Lucio Gopar

Oaxaca, Oax.- Ser artista plástico es una virtud importante, pero si además se busca especializarse en alguna rama del arte, es una verdadera dicha. Un ejemplo de ello es el Maestro José Luis Feliciano, paisajista, quien cautiva con sus obras llenas de inspiración en su tierra, San Juan Mixtepec, así como la capacidad que tiene para poder distribuir las dimensiones y representar hermosos paisajes, que solo con su gran talento puede lograr.

El paisajista José Luis Feliciano nació en la comunidad de “Los Tejocotes”, en el municipio de San Juan Mixtepec, perteneciente a Ñuu Savi, como se le conoce a la región de la Mixteca. Actualmente radica en la Ciudad de Oaxaca, en donde tiene su taller en la colonia Adolfo López Mateos. El paisajista es hijo de la señora Celestina Feliciano, originaria también de San Juan Mixtepec.

El maestro José Luis narra que desde niño se le facilitaba el dibujo, pero sabía que eso era arte. Su primer acercamiento al arte fue a través de la música, primero aprendió fluido las partituras y después las letras.

Fue a los 18 años cuando se dio cuenta que quería dedicarse a la pintura, que fue a la edad en que llegó a radicar a la ciudad de Oaxaca.

Es admirador de la naturaleza, por eso considera al boque como un lugar sagrado. El lugar en donde vive el tatyuku, que es el dueño de la tierra y de los bosques. Los paisajes los considera llenos de misterios y testigos de los tiempos, en la cosmovisión de su cultura.

A José Luis Feliciano le apasiona la pintura y la libertad que ésta le proporciona, tanto para adentrarse a un mundo infinito de imaginación y de poder desarrollar otros proyectos culturales.

Algunos de sus logros han sido concretar algunos eventos culturales artísticos para Ñuu Savi, como lo fueron el primer y segundo encuentro de arte Mixteca-Oaxaca.

Ha presentado sus obras en una de las mejores galerías del país, como lo es el prestigiado Centro de Cultura Casa Lamm, así como en la Galería Arte de Oaxaca y Galería Piaf.

Se siente también orgulloso de haber realizado trabajos para el fortalecimiento de su comunidad. En cuanto a los temas que ha desarrollado en sus obras de arte se encuentran la revitalización de las lenguas originarias, conservación de las especies de flora y fauna, así como la interpretación de la cosmovisión de Ñuu Savi.

Su concepto del trabajo es el paisajismo, tanto lo realista y surrealista, con un enfoque a la conservación del medio ambiente.

Los nombres de sus exposiciones han sido: Lin nunuu (Efímero), “Cien Años de Suspiros y Pinceladas”, “Kuia Kue Sa’an” (Año Internacional de las lenguas indígenas).

Entre los proyectos que realizará próximamente se encuentra una serie de eventos culturales en la Mixteca y que se vuelvan los más importantes del país. Está por concretar el proyecto de turismo biocultural comunitario que abarca La Mina “Los Tejocotes” y la Tura Biocultural de la Mixteca. Busca además exponer sus obras en museos de gran prestigio y fortalecer la lengua Tu’un Savi en los jóvenes de la región.

Para el maestro Feliciano el arte es una rama de la medicina preventiva. “Los artistas trabajan más en obras altruistas sin darse cuenta”.

El consejo que da a los jóvenes que inician en el arte es que “hagan las cosas con pasión y lo demás llegará por default”.

Empeñado en sobresalir y poner el nombre de la Mixteca y de Oaxaca muy en alto, Feliciano señala que a finales de este mes participará con obras de arte de su creación en una exposición en la Ciudad de París y a finales de noviembre en un intercambio cultural con el colectivo “La Nación de la Lluvia”, en Colombia.

José Luis Feliciano también está participando muy activamente en un proyecto donde se trata de restaurar las instalaciones de una mina en la comunidad de “Los Tejocotes”, para convertir ese edificio en el “Museo de la Memoria”.

Por una parte siente muy suyo este proyecto, para mostrar la cultura de esta región a propios y visitantes, pero también porque su abuelo fue minero desde niño, teniendo mucho más significado para él poder colaborar en este interesante servicio social para la comunidad, lo cual lo hace con amor y con gran pasión, ya que su abuelo le ha contado innumerables anécdotas que le dan mucho valor sentimental a este lugar.

Además dice estar muy consciente de que “En Oaxaca, el que no es profeta en su tierra es porque no quiere dar servicio a su comunidad”.

El artista puede ser contactado a través de sus redes sociales: Facebook: José Luis Feliciano e Instagram: José L. Feliciano.

Orgulloso de sus raíces mixtecas, el Maestro Feliciano invita a visitar su bello y natal San Juan Mixtepec, lugar que se quedará grabado en el corazón por su belleza natural y su riqueza cultural.