Matanza de chivos, tradición que perdura en Huajuapan

Desde hace 74 años, esta actividad genera empleos para matar, curtir, destazar y cocinar los derivados del chivo, dando paso al Festival del Mole de Caderas.

Agencia Quadratín / Fotos de Agencia Estación Foto

Oaxaca, Oax.- La matanza de chivos en Huajuapan, además de ser una tradición, es una actividad económica que emplea a unas 300 familias.

Desde hace 74 años, genera empleos para matar, curtir, destazar y cocinar los derivados del chivo.

Leobardo Martínez Juárez, matancero de chivos, comentó que viene desde la Mixteca poblana para matar a los chivos.

No recibe paga, pero su salario son las menudencias que rescata de los chivos.

Las tripas, panza, bofe e hígado, entre otros más, son comercializados dentro de la misma población y es una forma de obtener dinero.

En años anteriores, los matanceros cruzaban los cuchillos para iniciar el sacrificio de los chivos.

En esta ofrenda se pedía a Dios que les concediera el don de dar la puñalada en el lugar certero, sin que el chivo sufra y de esta manera que la carne del cabrío sirva para el manjar de los mixtecos.

Ellos estarán en la hacienda El Rosario hasta el 28 de octubre y posteriormente regresarán a su lugar de origen.

El 3 de noviembre regresan y de ahí su estancia se prolonga hasta el 11 de ese mes.

Por su parte, Luisa Josefina Sosa, proveniente de Santiago Cacaloxtepec, informó que su familia lleva trabajando más de 30 años trabajando en curtir y destazar la carne del chivo, por lo que es un actividad que fue heredada de sus padres y sus abuelos.

Ahora ella les enseña a sus hijos este noble oficio, y de esta forma generan dinero para poder sobrevivir lo que resta de este 2021.

Los representantes de la hacienda El Rosario en Huajuapan informaron que contratan a 300 familias provenientes de Santiago Cacaloxtepec, Zapotitlán Palmas, la Mixteca de Puebla, así como de las agencias de El Molino y Vista Hermosa durante cuatro semanas en los meses de octubre y noviembre.


TE PUEDE INTERESAR: