Pedro Álvarez Díaz, el artista de las manos mágicas

Su trabajo se distingue por su increíble creatividad, paciencia y talento al colocar una a una semillas de diferentes frutas sobre sus pinturas, dándole un toque especial que hace de sus obras una pieza única

Por Lucio Gopar

Natividad, Ixtla de Juárez.- El artista de “Las manos mágicas” es Pedro Álvarez Díaz, quien con su gran pasión por el arte y su exhaustiva dedicación ha logrado plasmar en sus obras escenarios de ensueño, ya sea en un paisaje, algún animal, edificios antiguos o sitios turísticos icónicos de Oaxaca. Su trabajo se distingue por su creatividad y paciencia al colocar una a una semillas de diferentes frutas sobre sus pinturas, dándole un toque especial para que cada una de sus obras sea una pieza única y maravillosa.

Es un artista oaxaqueño por haber vivido aquí la mayor parte de su vida, pues sus padres lo trajeron a esta tierra cuando tenía tan solo 2 años de edad, por eso, aunque nació en la Ciudad de México el 19 de Mayo de 1967, se siente orgullosamente oaxaqueño.

La destreza de sus manos la heredó a través de su madre, quien realizaba bordados típicos y elaboraba cuidadosamente preciosos muñecos artesanales.

Su trabajo es un arte único, ya que sus obras llevan semillas que son colocadas una a una de manera cuidadosa y exacta, un arte que solo con sus manos mágicas puede lograr.

Una vocación marcada tuvo el artista Pedro Álvarez, ya que desde la edad de los 10 años comenzó a pintar con acuarelas y ahí fue donde descubrió que el arte era su gran pasión en la vida. Un día experimentó hacer una pintura en acrílico, la cual era un paisaje sobre madera y se le ocurrió la idea de cubrir este paisaje con semillas. Tan grande fue sorpresa que esta técnica destacó la belleza del cuadro, por lo que emocionado se lo mostró a sus familiares a quienes les gustó mucho.

Sin embargo, comparte que como siempre ha sido muy perfeccionista, no le gustó que se notara la pintura en acrílico detrás de las semillas, por lo que corrigió y realizó muchos más cuadros hasta quedar convencido del resultado. En ese entonces tenía 25 años, y fue así que tomó la decisión de realizar arte con semillas, siendo la característica de sus obras.

En sus recuerdos perduran imágenes de los lugares a los cuáles sus padres lo llevaban de paseo cuando era niño, siendo así que muchas de sus obras las realiza recordando esos bonitos lugares que Oaxaca tiene, como Cuilápam de Guerrero o pueblos de la Sierra Juárez, inspirándose en ellos para plasmarlos en arte, ya que son muy importantes para él y también por las personas con las que convivió en esos sitios.

Una de sus motivaciones para crear arte es poder transmitir a las personas recuerdos, sensaciones y sentimientos. “Yo nací para hacer obras que la gente admire, porque al verlas sentirán sensaciones de nostalgia, pero más también sensaciones de gusto y alegría”. 

El maestro afirma que su arte es versátil y ha realizado muchas obras que le han pedido, algunas veces con paisajes, otras con animales, lugares turísticos, pero siempre utiliza semillas, ese es el principal componente de sus obras; también mezcla pintura, arenilla o piedras. La principal obra que ha realizado es una donde recreó el Templo de “Santo Domingo de Guzmán” de noche, una bellísima creación de la cual se siente totalmente satisfecho.

El artista señala que siempre ha buscado transmitir bellos sentimientos a través de sus obras. Por ello, afirma que le gustaría participar en alguna causa altruista y noble, y cuando esta oportunidad se presente, será parte de ello con gusto, como lo hacen todos los grandes artistas.

A la juventud que inicia en este trabajo del arte, les recomienda poner el alma y sus pensamientos en cada obra que realicen, que se conecten con ellas, que no tengan miedo a dar a conocer lo que hacen y que sobretodo no se rindan, ya que el arte es el expresionismo más versátil y amoroso que hay.

Si alguna persona desea realizar un encargo de alguna obra de un lugar en especial, con mucho gusto puede hacerla. Puede ser contactado a través de sus redes sociales, como en Instagram: efimerarte, o bien a través de su whatsapp 9513065803, en donde podrá atender al público y enviar fotos de sus obras disponibles.

El artista de las manos mágicas, Pedro Álvarez Díaz, desea que conozcan la mayor parte del bello Estado de Oaxaca, porque se sorprenderán de todos los pueblos que tiene, mismos que con enorme orgullo conservan sus costumbres y tradiciones.