lunes, julio 4, 2022

Agresiones contra ellas, práctica normalizada y arraigada en la sociedad

Destacadas

El feminicidio es la punta del iceberg

Las agresiones contra las mujeres es una práctica que se ha normalizado y arraigado en la sociedad, además que de que se ven obligadas a migrar con las afectaciones que conlleva en lo individual, actualmente la violencia también se presenta a través de los medios digitales, coincidieron en señalar expertos universitarios y de instituciones de educación superior de México y América Latina.

Al participar en el taller “Ni un machismo cotidiano más”, en conmemoración por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el director de la Facultad de Ingeniería (FI), Carlos Agustín Escalante Sandoval, afirmó que la Universidad Nacional asume una política de tolerancia cero frente a las vejaciones y reitera la voluntad de atender las demandas de su comunidad ligadas a esta problemática, que atenta contra los derechos humanos.

Dijo que la entidad a su cargo declara inadmisible este fenómeno y de cualquier tipo, porque comprometen la sana convivencia de su comunidad, por eso se actúa para erradicarla, a fin de favorecer la integración, inclusión, pluralidad y libertad de acción.

En congruencia con esta visión, con ánimo participativo, se perfeccionan los mecanismos y protocolo de atención, acompañamiento y seguimiento de estos casos, acotó.

A su vez, el comunicador José Alfredo Cruz Lugo expuso la diferencia entre violencia y agresividad: los humanos nacemos con una condición inherente que puede asociarse a ésta última; la necesitamos como un motor de vida, incluso se le asocia a mecanismos resilientes; la primera es una decisión y “si hay alguien que puede pararla, es quien la ejerce”.

El también exco-coordinador de la Red Latinoamericana de Masculinidades MenEngage, explicó que la violencia que se lleva a cabo es selectiva. Es decir, “yo elijo dónde y a quién violentar; no busco quién me la hizo, sino quién me la paga”.

Es común que los varones asocien una emoción, el enojo, al ejercicio de sus agresiones. Se trata de un sentimiento legítimo, necesario, lo mismo que la felicidad, el amor o la tristeza. El problema es cuando yo violento con base en ella, y así trato de justificarla, puntualizó.

Severidad

Como parte de las actividades que la UNAM realiza para conmemorar  el 25N, la profesora de Psicología Clínica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala, Patricia Valladares de la Cruz, ofreció la conferencia “Tipos de violencia de género”, organizada por el Instituto de Energías Renovables, en la cual puntualizó que el problema es que se trata de una práctica normalizada y arraigada en la sociedad mexicana, que a numerosas les cuesta trabajo y tiempo desmontar.

Son diversas las formas: agresiones físicas, violaciones, abuso sexual, gritos, amenazas e insultos, además de las invisibles como humillar, desvalorizar, despreciar, ignorar, chantaje emocional, culpabilizar, bromas sexistas, controlar, invisibilizar lo que ellas dicen, anulación y micromachismo; el feminicidio es la punta del iceberg. Desde su nacimiento enfrentan situaciones como “la de los ojos morados que es la más típica como parte de las agresiones físicas, pero también psicoemocional, psicológica, sexual, económica, patrimonial, contra los derechos reproductivos y obstétrica, por ejemplo”, aclaró.

Valladares de la Cruz mencionó que el feminicidio es producto de la violación de sus garantías fundamentales; en los ámbitos público y privado, es el conjunto de conductas misóginas y de desprecio hacia lo femenino, que ocasiona impunidad social y del Estado.

También en redes

En la Facultad de Ingeniería, la profesora de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, María Gabriela Castellanos Abundiz, refirió que las agresiones a través de los medios digitales se consideran violencia simbólica y pueden manifestarse por medio de celos, insultos, chistes sexuales y obscenos, comentarios o bromas acerca de la vida privada, toma o difusión de fotos y videos sin el consentimiento de la otra persona, invitaciones a salir, llamadas o mensajes indeseables y persistentes, exposición no deseada a pornografía, pedir favores sexuales y más.

Al exponer el tópico “Ni una violencia en redes sociales más, ¿qué hacer al respecto?”, manifestó: con la crisis sanitaria y la necesidad de transitar a una vida en el medio digital, ese tipo de interacciones se incrementaron; sin embargo, pueden denunciarse aún si ocurren fuera del horario escolar. Para ello se deben comunicar a la Defensoría de los Derechos Universitarios, Igualdad y Atención de la Violencia de Género a través de su sitio web (https://www.defensoria.unam.mx/) o vía telefónica al 55-4161-6048.

Recibirán atención por parte de especialistas sensibilizados en el tema, por lo que es de gran ayuda utilizar esta herramienta para combatir estos actos que no tienen cabida en nuestra Universidad.

Práctica normalizada

La académica de la Universidad Autónoma del Estado de México, Norma Baca Tavira, intervino en el acto organizado por la Comisión Interna para la Igualdad de Género del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la UNAM, en el que expuso que las mujeres representan casi la mitad del total de los migrantes del mundo, cambiaron el perfil de composición por sexo de este fenómeno, la diversidad y nichos de trabajo en los cuales se insertan, así como las dinámicas de los pueblos de los que fueron expulsadas.

De acuerdo con datos del Anuario de Migración y Remesas México, elaborado por el Consejo Nacional de Población y Fundación BBVA, 99 por ciento de indocumentadas y migrantes en tránsito cruzó por México y suelen trasladarse de manera colectiva, a diferencia de los hombres, resaltó.

La especialista apuntó que La Agencia de la ONU para los Refugiados, considera que mujeres y niñas en el contexto latinoamericano tienen menos información sobre el derecho al asilo, pero también sobre lo que ocurre durante su tránsito por nuestro país, concluyó.

Noticias relacionadas

Noticias recientes