miércoles, agosto 10, 2022

Donación de órganos: altruismo, solidaridad y amor al prójimo

Destacadas

El maestro Felipe Valdivieso Vega, quien logró sobrevivir gracias a un trasplante de riñón, continúa invitando a la ciudadanía a crear conciencia sobre este tema para salvar vidas.

 Por Lucio Gopar

Oaxaca, Oax.- El maestro Felipe Valdivieso Vega, quien logró sobrevivir gracias a un trasplante de riñón, continúa invitando a la sociedad en general a impulsar y promover con nuestros familiares y compañeros de trabajo la donación de órganos, un acto de amor que puede salvar vidas.

Para Valdivieso Vega su misión y compromiso en la vida es fomentar la cultura de la donación, por ello, asegura que cada vez que tenga la oportunidad recordará al mundo la importancia de crear conciencia sobre este tema.

Señala que esta experiencia de vida lo compromete a ser muy sensible al respecto, y es por ello que comparte algunas consideraciones sobre la donación de órganos para que la ciudadanía se acerque y conozca la finalidad de este acto altruista.

¿Sabes quiénes pueden donar?

Una persona fallecida en un hospital que haya presentado paro cardiaco irreversible puede donar sus tejidos, tales como córneas, huesos y piel; cuando pierde la vida por muerte encefálica podría donar riñones, pulmones, corazón, hígado, páncreas y extremidades.

Para realizar la donación se debe efectuar una evaluación médica de cada uno de los órganos que sean susceptibles de ser donados con el previo consentimiento de los familiares.

Luego de esta valoración se selecciona a los pacientes inscritos en la Lista de Espera, tomando en cuenta su gravedad, beneficio y compatibilidad con el órgano, donado así como con otros criterios de carácter médico.

Toda persona mayor de 18 años y con capacidad legal puede donar sus órganos. Cuando se trata de un menor de edad, la ley lo faculta siempre y cuando el responsable legal lo autorice.

No hay límite superior de edad y todos pueden ser donantes siempre que las condiciones médicas, legales y administrativas lo permitan.

¿Cómo ser donante?

En México la Ley General de Salud establece que todos los ciudadanos mexicanos son donadores de órganos (donador tácito). Sin embargo, la ley también reconoce el derecho de un ciudadano a no ser donador. Es decir, el camino está abierto para tomar cualquiera de las dos decisiones.

Ahora bien, si usted decide ser donador debe informarlo a su familia o a sus seres queridos. Esto es importante ya que cuando una persona pierde la vida y sus familiares están enterados de su decisión de ser donador, les es más fácil tomar la decisión para autorizar la donación.

¿Cómo podemos expresar nuestra voluntad de ser donantes?

En cada Estado del país el procedimiento varía, en el caso del gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Transportes y Vialidad, implementa el Programa para la “Expresión de la voluntad respecto a la donación de órganos y tejidos después de la muerte en la licencia de conducir”.

La “Tarjeta de donador” es un documento que lo identifica como donador, sin embargo al momento de su fallecimiento siempre se pedirá nuevamente la autorización de su familia, es por ello muy importante que conversar al respecto, ya que aún con nuestro consentimiento, ellos serán consultados y respetados.

La vida no se vende

La Ley de Salud establece que la donación de órganos y tejidos se rige por principios de altruismo, ausencia de ánimo de lucro y confidencialidad, por lo que el comercio de órganos y tejidos está tipificado penalmente como delito.

La donación de órganos es un proceso médico complejo y está sujeto a supervisión y verificación de diferentes autoridades. La ley prohíbe la extracción de órganos en establecimientos que no cuenten con la licencia sanitaria, es por ello que no se realizan procesos de donación en servicio médico forense, hospitales que no cuenten con licencia, funerarias, casas particulares, la calle o cualquier otro lugar.

El Maestro Felipe Valdivieso Vega convoca a colaborar promoviendo desde nuestras áreas de participación, desde la familia, el trabajo, escuela, etcétera, para que cada vez más seamos más conscientes de esta gran oportunidad que tenemos de apoyar a nuestro prójimo donando órganos.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes