sábado, agosto 13, 2022

Es San Lorenzo Cacaotepec un lugar lleno de misticismo e historia

Destacadas

Sus presas “El Pipe” y “Villacuán” so los lugares preferidos de chicos y grandes para pasar un día de excursión y olvidarse de la rutina

Por Lucio Gopar / Fotos de Omar Maya Calvo

San Lorenzo Cacaotepec es un municipio pequeño que pertenece al distrito de Etla, cuya historia, tradiciones y calidez de sus habitantes cautivan a quienes visitan esta población de los Valles Centrales, quienes aprovechan para conocer y maravillarse con la arquitectura de su templo católico que data del siglo XVII, que constituye el patrimonio cultural e histórico de Oaxaca.

Un ambiente de misticismo se respira en este pueblo que cuenta con zonas arqueológicas que no han sido exploradas en su totalidad, por lo que se tiene la idea que si se llega a trabajar en un proyecto arqueológico importante sería un lugar de mayor interés para oaxaqueños y turistas.

 

Dentro de sus fiestas tradicionales destacan varias en el transcurso del año, siendo la principal la que se realiza en honor al Santo Patrón que es “San Lorenzo Mártir” y es el día 10 de agosto. Celebran también el 14 de abril en honor a la “Señora de Ocotlán”, el 2 de febrero por la “Virgen de la Candelaria”, el 3 de mayo por la “Santa Cruz”, el 6 de agosto por el “Señor Jesús de la Concepción”, el 12 de Diciembre por la Virgen de Guadalupe y el 18 de Diciembre por la Virgen de “La Soledad”.

Asimismo, Cacaotepec es uno de los lugares en donde la festividad de “Muertos” está muy arraigada y se conserva con especial interés; sus habitantes instalan sus altares en los cuáles se ponen alimentos típicos como: mole, chocolate, pan de yema, dulce de calabaza, mezcal y otros platillos y bebidas. Además, por las tardes y noches se realizan muy alegres comparsas por las principales calles del pueblo.

 

En San Lorenzo aún se practica el “Juego de Pelota”, teniendo un lugar especial para realizar este deporte que se impulsa entre los jóvenes, al igual que otros deportes más populares en el mundo.

Esta población está muy cercana a la capital del Estado, a tan solo 14 minutos en automóvil tomando la carretera Panamericana con rumbo a la Ciudad de México, también conocida como Carretera Internacional Cristóbal Colón o Carretera Federal 190, en donde podrás deleitar tu paladar con ricos platillos que se venden en pequeñas fondas y comedores familiares.

 

Por la noche, las cenadurías ofrecen una variedad de antojitos regionales, haciéndote vivir una forma muy tranquila de vida que te permite contemplar el cielo, que en ese lugar se ve más estrellado porque no hay tantos edificios ni construcciones que obstruyan la vista. Por las mañanas, el amanecer inicia con mucha calma, solo destacan los cantos de los pájaros que juegan por los abundantes árboles que aún se conservan en este pueblo que invita a estar ahí para conocer su historia y convivir con los pobladores que son cordiales y respetuosos.

Noticias relacionadas

Noticias recientes