Mantienen retenido a edil de San Martín Peras

La asamblea comunitaria había decidido liberarlo este martes y trasladarlo a la ciudad de Oaxaca, con la previa firma de su renuncia para iniciar el proceso de revocación, pero el alcalde se negó a firmar y prefirió seguir encarcelado.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- El presidente municipal de San Martín Peras, Román Juárez, se negó a renunciar a su cargo luego de su retención por más de nueve días en la cárcel municipal del poblado, donde es acusado de cometer presuntos actos de corrupción.

El alcalde sería liberado este martes para ser trasladado con custodia policial a la ciudad de Oaxaca, donde sería entregado a una comisión plural de legisladores y ante la Fiscalía Anticorrupción para iniciar el proceso de revisión de cuentas, y en consecuencia, se procedería a comenzar el proceso de revocación de mandato. Ello, con el objetivo de que se pueda designar un suplente por sesión de cabildo o que el Congreso local desaparezca los poderes municipales y nombre un Consejo de Administración provisional.

Sin embargo, de última hora el alcalde electo bajo el régimen de normas comunitarias se negó a firmar la carta de renuncia y asumió la decisión de permanecer en la cárcel de su pueblo, donde alega que es inocente y que un grupo opositor busca separarlo de su cargo.

Funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (Segego) que habrían participado en las rondas de negociación para liberar al alcalde, con los miembros de la asamblea comunitaria, precisan que ante la negativa del munícipe por ser liberado se retomará el diálogo para convencerlo de dejar la prisión municipal, a fin de quedar bajo la protección de la ley para enfrentar las acusaciones que existen en su contra, donde se le señala de malversación de fondos.

Uno de los representantes de la asamblea del pueblo, Elpidio Ramírez, dijo que el alcalde no está retenido como tal; “el pueblo lo ha invitado a salir de la cárcel, pero él no coopera para salir y por ello el está preso por su voluntad propia”, dijo.

Afirmó que el pueblo no lo tienen retenido en estos momentos y el solo tiene que acudir a la Cámara de Diputados a ratificar su renuncia.

Asimismo, mencionó que la FGEO y la Comisión de Derechos Humanos ratificaron que el edil no quiere dejar la celda después del acuerdo que se alcanzó, por no abandonar el puesto. Sin embargo, asegura que “se encuentra en buen estado, se le da de comer y no se están violentando sus derechos humanos”.

Las acusaciones por malos manejos de fondos en el caso del ayuntamiento de San Martín Peras, llevan ya mucho tiempo desde que se solicitó por primera vez, el 14 de noviembre, a la Legislatura local la revocación de mandato, pero no se dio continuidad.


TE PUEDE INTERESAR: