Ómicron es menos virulenta que variantes anteriores, pero tan transmisible como el sarampión

Sólo en un pequeño número de casos la enfermedad se complica y puede requerir de cuidados intensivos o causar la muerte.