martes, agosto 16, 2022

Buscan rescatar el cultivo del añil en Niltepec, Oaxaca

Destacadas

Productores, comuneros y autoridades municipales, junto con inversionistas de Alemania colaboran para rescatar el añil como un color orgánico en telas y prendas de vestir de exportación.

Por Óscar Rodríguez

Oaxaca, Oax.- En Santiago Niltepec, en la zona del Istmo de Tehuantepec, productores, comuneros y autoridades municipales junto con inversionistas de Alemania, buscan rescatar el cultivo del añil, a fin de utilizarlo como un color orgánico en telas y prendas de vestir de exportación.

La producción del añil solo se encuentra en localidades indígenas zapotecas de la zona del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, desde Ixtepec hasta San Miguel Chimalapas, así como algunas rancherías como «Los Limones», donde se tiene conocimiento de su existencia desde del siglo XVIII.

Para obtener el añil, «primero se debe sembrar la semilla jiquilite, la cual debe tener aproximadamente 100 días de nacida para que ya pueda entrar a proceso, si no cumple con ese estimado no puede ser apta», afirmó Advir Vásquez Fuentes, representante de los productores de añil índigo.

En el primer semestre de este año, Vásquez Fuentes reportó que se tendrá la primera remesa y de ahí empezarán a cortarla, para después meterla a una pila con agua, para ir sacando los “cuajos” de prueba, hasta obtener el producto final, que es el que comercializarán con los inversionistas alemanes que han comenzado a solicitar pedidos especiales.

Vásquez afirmó que el añil que se produce en Oaxaca es sin igual, «no tiene comparación, es tinte 100 por ciento natural para ser utilizado”, como colorante natural en la industria del diseño, porque puede dar color a cualquier hilo, seda, lana o bordados, incluso a los pantalones de mezclilla y detalló que con un kilo de añil orgánico se pueden teñir más de 10 kilos de lana o algodón.

En ese sentido, adelantó que están en pláticas con una empresa norteamericana de pantalones para que el producto pueda ser adquirido por la firma.

Actualmente, en Santiago Niltepec hay más de 100 hectáreas sembradas de jiquilite listas para producir la tinta orgánica, que esperan genere más de mil kilos de añil orgánico y donde se esperan ganancias por más de 300 mil pesos.

Vásquez, explicó que un grupo de inversionistas alemanes se han acercado con la autoridad municipal para comenzar a enviar 500 kilos del producto a empresas textileras de Alemania.

Por lo pronto, informó que, con “el apoyo del gobierno de Oaxaca, el museo textil llegó a un acuerdo para distribuir nuestros productos textiles a los artesanos locales”.

Aceptó que la pandemia ha golpeado la industria del vestido, pero se está empezando a recuperar, «y nos perjudicó porque nos bajó el precio de venta, pero en la medida que haya abasto del producto se elevará para que obtengamos ganancias», afirmó.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes