martes, agosto 16, 2022

Dan el último adiós a menores calcinados en Coicoyán

Destacadas

Los sepultaron en un lote baldío, no en el panteón municipal. Martha, la madre, se quedó sin nada y solo ha recibido aguas y refrescos.

La Fiscalía confirmó que la muerte de los niños fue un accidente provocado por una veladora.

Por Agencia Quadratín

Oaxaca, Oax.- Los seis menores que murieron calcinados al arder su choza en Coicoyán de las Flores fueron sepultados la tarde de este martes.

Entre llantos y flores, depositaron los cuerpos de Rosalba, de 11; César, de 8, Irma, de 6; Víctor, de 4; Gabriel, de 1 año seis meses y una bebé mujer que aún no tenía nombre, de seis meses, fueron enterrados en una fosa común, en un cerro de Santiago Tilapa, agencia de Coicoyán de las Flores.

Los sepultaron en un lote baldío, no en el panteón municipal. Martha, la madre, se quedó sin nada y solo ha recibido aguas y refrescos.

No tiene casa, sus familiares están en los Estados Unidos y uno de sus hijos no puede cruzar la frontera por su situación migratoria.

La madre de los seis niños lo perdió todo, sus hijos, su casa, su ropa y es una tragedia que enfrenta sola.

Esta mujer que aún no llega a los 30 años, tendrá que soportar este funesto episodio por los tres hijos más que le sobreviven.

Consterna la muerte, pero en Coicoyán conviven con ella, los menores mueren por desnutrición. La estadística señala que el 99.3% de su población vive en la pobreza.

Comparten un patrón: los hombres emigran a los Estados Unidos, las mujeres se hacen cargo de la casa, de los hijos y del sustento.

Otros factores sitúan a este municipio como de alto riesgo. Santiago Tilapa es la penúltima localidad de los límites con Guerrero, antes de Rancho Pastor.

Muchos gobiernos han hecho de Coicoyán un compromiso para la disminución de la pobreza.

La realidad choca con el discurso. En esta localidad, que celebra a su santo patrón cada 25 de julio, la pobreza persiste y engulle a sus habitantes.

La familia Martínez tenía apenas una choza construida de cartón y madera, sin piso de tierra, donde vivían hacinados y con una jefa de familia. La dispersión de las viviendas impidió que el auxilio fuera inmediato.

Para el sepelio hubo flores, en este municipio es algo que distingue, igual que sus huipiles que son tradicionales, pero complejo para que la gente salga a venderlos.

Los seis menores quedaron sepultados bajo esta tierra pobre que recibirá a otros niños y niñas que tampoco tienen futuro, en una montaña que muchos conocen solo por el mapa.

Las autoridades de Santiago Tilapa mencionaron que están pidiéndole apoyo a los abuelos de los niños, pero tampoco pueden hacer mucho.

Una veladora, causante del accidente

La Fiscalía General de Oaxaca informó que una veladora provocó la muerte a 6 menores en Coicoyán. Peritos determinaron que primero se ahogaron con el humo, después los calcinó el incendio.

La vicefiscal de Justicia en la Mixteca, Hilda Cabrera Domínguez, informó que las pruebas científicas indican que lo ocurrido el 28 de marzo en la comunidad Santiago Tilapa se trató de un accidente.

Refirió que las víctimas de esta tragedia, la madre de los 6 niños que murieron calcinados y sus tres hijos que sobreviven están recibiendo atención psicológica y legal.

También la traducción a la lengua materna la están haciendo a través de una tía de los menores de edad –que es la única que medio habla español–, ya que todos hablan mixteco, su lengua materna.

Cabrera Domínguez señaló que las pruebas periciales indican que los menores de edad murieron antes del incendio.

“La inhalación prolongada del monóxido carbono y más tarde las llamas alcanzaron sus cuerpos”, explicó.

“Desde el momento en que nos enteremos del hecho, mandamos a personal de Vicefiscalía de Justicia en la Mixteca, a personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, a un cuerpo multidisciplinario de peritos: doctor, perito de daños por incendios, psicólogo, personal de víctimas, quiénes están atendiendo a las víctimas,  la mamá y sus  tres  pequeños hijos que la acompañan”, destacó.

Mencionó que, por cuestiones legales, la carpeta de investigación por las muertes fue por homicidio culposo, sin embargo, al determinarse que fue un accidente, no hay delito que perseguir.

“No hay personas detenidas, en ningún momento se ha responsabilizado a la madre, esto fue un accidente”, precisó la vicefiscal.

Detalló que el personal de víctimas sigue ateniendo a los familiares de los niños que murieron tras esta terrible tragedia.

“Es atención a víctimas según los protocolos que nosotros tenemos por víctimas indirectas de un delito, las pruebas indican que este hecho fue accidente y se demostró que los niños murieron antes de que fueran quemados, sus cuerpos tenían quemaduras de cuarto grado”, refirió.

Es importante mencionar que la madre de los 6 niños tiene 35 años de edad y tuvo 10 hijos, 3 están con ella y el mayor de 18 años de edad viajó con padre hacia los Estados Unidos hace algunos meses.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes