Llama Profeco a ‘pescar’ los mejores precios

La dependencia implementa operativos para evitar abusos al consumidor en esta temporada de Cuaresma.

Por Guadalupe Espinoza

Oaxaca, Oax.- En esta temporada de Cuaresma, los precios de los productos de mar llegan a incrementar sus precios, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) afirmó que vigilará que se respeten los precios y se eviten abusos.

A decir de la dependencia, en los comercios pueden encontrarse pescados desde 35 pesos el kilo o rebasar los 464 pesos, por lo que exhortan a los consumidores a comparar y elegir el que más se ajuste a los bolsillos de cada familia.

De acuerdo con la publicación de la Revista del Consumidor del mes de marzo de 2022, los pescados que pueden adquirirse a menor precio son el barrilete, entero y fresco, a 35 pesos el kilo, así como la curvina que se vende entero a 66 pesos el kilo, ambos de temporada.

Otros pescados que registran precios de entre 50 y 100 pesos por kilo son la lisa del Golfo, a 55.90 pesos el kilo, el charal seco a 60 pesos, bandera a 71 pesos, la mojarra chica a 75 pesos, bagre a 77 pesos, el basa a 92 pesos, así como el sierra a 95 pesos.

Mientras que, en la categoría de 100 a 199 pesos están la barrita de surimi en 106 pesos el kilo, cazón con cabeza 120 pesos o cazón filete en 139 pesos, calamar en 124 pesos el filete y en 137 pesos los tentáculos, el filete de tilapia congelado o descongelado en 131 pesos, en tanto que fresco sube a 165 pesos.

Los pescados y mariscos más caros son el camarón coctelero congelado o descongelado, que tiene un precio de entre 204 y 209 pesos; el camarón chico sin cabeza en 245 pesos en promedio y el grande con cabeza en 335 pesos.

La Profeco recomendó comprar el pescado en establecimientos que cuenten con equipos de refrigeración y congeladores que garanticen la frescura del producto.

Además, invitan a adquirir el pescado entero para aprovechar todas las partes, como la cabeza que da buen sabor a los caldos y sopas.

La dependencia recalcó la importancia de revisar que las escamas estén brillantes, la carne con consistencia, los ojos firmes y transparentes y el olor debe ser fresco, así como consumir los pescados y mariscos el mismo día en que se compran y quitar las vísceras que pueden contaminar el producto.


TE PUEDE INTERESAR: