jueves, agosto 11, 2022

Población informal y bajo ahorro voluntario, retos que del sistema de pensiones

Destacadas

Expertos advierten que la reforma de 2020 es insuficiente, ya que seis de cada 10 trabajadores no cuentan con una seguridad social.

Información de agencias

Ciudad de México.- La reforma que se impulsó en 2020 en materia de pensiones fue un paso importante y acertado para atacar algunos problemas que se veían en el Sistema de Ahorro para el Retiro; sin embargo, aún queda trabajo por atender, como la población informal y el impulso al ahorro para la jubilación, manifestaron expertos.

Durante el Foro Virtual “Pensiones ¿Un retiro seguro?”, organizado por El Financiero, Carlos Ramírez, economista, politólogo y expresidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), externó que si no se atacan los problemas estructurales que tiene México, el panorama a futuro no es alentador.

Si bien reconoció que se ha avanzado en la aplicación de reformas que atacan los retos en materia de envejecimiento poblacional, dijo que han sido insuficientes. Resaltó que uno de los principales problemas es el mercado laboral segmentado que se tiene, en el que seis de cada 10 trabajadores no cuentan con una seguridad social.

“En el mundo se están moviendo las cosas, ahí se aprecian esfuerzos muy importantes por mejorar los sistemas de pensiones y si bien nosotros hicimos una buena reforma en 2020 se quedó muy corta, tenemos que hacer mucho más. No podemos quedarnos con la idea cómoda de que ya reformamos en 2020 ya no hay nada más que hacer, esa reforma fue una partecita”.

Expuso que se debe entender que todo está interconectado y “no podemos tener un país que pague pensiones altas si no tenemos un país que crezca, que sea productivo, que genere más empleos, atraiga a la población que hoy se encuentra en la informalidad a la formalidad”.

Al respecto, Bernardo González, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), precisó que durante el proceso de discusión de la reforma de 2020 hubo diálogos sobre la población informal que no prosperaron; sin embargo, hizo énfasis en que el Estado debe atender este sector que no solo lesiona los niveles fiscales del país, sino la red de seguridad social, salud y un retiro digno.

Por otro lado, Pedro Vásquez Colmenares, economista y consultor experto en seguridad social, aseveró que México está detenido en la construcción de un sistema nacional de pensiones, pues se ha atorado por décadas para que sea generalizado y equitativo.

Refirió que se debe pensar en una reconfiguración total y estructural del sistema, a la par de fortalecer los regímenes públicos que también tienen retos propios. Aseguró que como país hay una omisión en pensar qué tipo de seguridad social y protección pensionaria se ofrece para los adultos en la vejez.

Bernardo González defendió que las modificaciones que se hicieron hace dos años al SAR sirvieron a los trabajadores del sector privado en el sentido de que garantiza que más personas se retiren por la reducción en las semanas de cotización, así como que tengan mejores pensiones.

No obstante, mencionó que queda el reto de encontrar cómo homologar los sistemas que se encuentran segmentados, que tienen distintos beneficios que son regresivos, porque implican que el Gobierno gaste más en quienes más perciben ingresos; además de concientizar a la población joven a ahorrar para su retiro.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes