domingo, agosto 14, 2022

Urgen acciones de mitigación en ciudades pequeñas y medianas para enfrentar el cambio climático  

Destacadas

Para México, la tendencia indica un aumento en la temperatura por encima de 1.0 grados global, con regiones con 1.3 grados Celsius, expresó Cecilia Conde Álvarez

El cambio climático es generalizado, rápido y se intensifica en el planeta, donde todas las regiones se enfrentan a cambios crecientes. Además, los eventos extremos se presentan de manera vertiginosa y más amplia que en décadas pasadas, advierte el Sexto Reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Mensajes importantes en este diagnóstico son que los impactos afectan la seguridad de los ecosistemas, la biodiversidad y las sociedades en el planeta; mientras que los riesgos se incrementan en el corto, mediano y largo plazos con cada elevación de la temperatura del planeta. Hasta ahora, los avances en la adaptación son insuficientes para evitar desastres, y existe una pequeña ventana de oportunidad para implementar estrategias y acciones eficaces para contener los retos del cambio climático en niveles seguros.

“Para el caso de México, ya la tendencia indica un aumento de la temperatura por encima del 1.0 global, que está en algunas regiones en 1.3 grados Celsius”, señaló Cecilia Conde Álvarez, investigadora del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático (ICAyCC) y una de las autoras mexicanas del estudio internacional.

Apuntó que para nuestro país se proyectan incrementos en la temperatura de más de 1.5 grados antes de 2030; además de más sequías e incendios forestales; precipitaciones extremas e inundaciones, así como sequías generalizadas en la región de América Latina y el Caribe.

Durante la conferencia de prensa a distancia “La urgencia de actuar ante la crisis climática, visión de autores mexicanos del Sexto Reporte del IPCC”, Conde Álvarez dijo:

Se acrecientan las ondas de calor y la intensidad de precipitaciones severas; se reduce la disponibilidad de agua, perdemos los arrecifes coralinos y los manglares, así como cambios negativos en los rendimientos de los cultivos.

A su vez, el coordinador del Programa de Investigación en Cambio Climático (PINCC) de la UNAM, Francisco Estrada Porrúa, aseguró que el mensaje más importante de este reporte para nuestro país es que se vuelve una mirada crítica hacia nosotros, de autoevaluación, y nos indica tareas y compromisos que debemos abordar.

Informó que para nuestra nación, la entidad académica a su cargo elaboró la Sexta Comunicación Nacional de México en la cual se revela que de seguir la inacción ante el cambio climático, en la segunda parte del siglo la mayor parte del territorio tendría pérdidas anuales iguales o mayores a cinco por ciento del producto interno bruto local; mientras que Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey tendrían quebrantos que podrían rebasar mil millones de dólares en la década de 2020.

Estrada Porrúa se pronunció por incrementar los esfuerzos de investigación y generación de conocimiento sobre temas científicos, en especial climáticos, para incidir en la toma de decisiones y en políticas públicas urgentes para este sector.

Al hacer uso de la palabra, el académico de El Colegio de la Frontera Norte y también coautor del reporte, Roberto Alejandro Sánchez Rodríguez, destacó que en este momento en que son urgentes las soluciones hacia este fenómeno, es importante que la sociedad concrete acciones y contribuya.

“La ventana de oportunidad se cierra muy rápidamente. El reporte es muy claro en que después de un calentamiento de 1.5 grados las oportunidades, tanto para la mitigación como para la adaptación al cambio climático, son extremadamente limitadas. Actualmente ya tenemos un calentamiento global de 1.1 grados, y se espera que el 1.5 se alcance en el transcurso de diez o 15 años”, alertó.

El científico del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) y coautor del reporte, Gian Carlo Delgado Ramos, se refirió a las urbes que concentran 70 por ciento de los habitantes del orbe y, en consecuencia, tienen mayores consumos de agua, energía, alimentos, infraestructura y servicios.

“Es muy importante el papel que pueden tener las ciudades en la actuación local y en la construcción de esto, que en el reporte se llama Desarrollo Resiliente al Clima; en las ciudades está concentrado el grueso de la población y de los medios de producción y espacios de consumo”, aseveró.

Estimó que en las metrópolis pequeñas y medianas aún se puede modificar la infraestructura y procurar espacios verdes, logrando una urbanización compatible con la adaptación y mitigación al cambio climático.

Cabe mencionar que el IPCC es el órgano de las Naciones Unidas encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático.

Noticias relacionadas

Noticias recientes