martes, agosto 16, 2022

La fotografía vive un momento interesante al ser ampliamente accesible: Peter van Agtmael

Destacadas

El fotógrafo documental miembro de la agencia Magnum Photos trabaja esta semana con los alumnos del Programa de Fotografía Documental que coordina el también fotógrafo Yael Martínez en el CaSa

Peter van Agtmael, fotógrafo documental de la agencia Magnum Photos, indicó que se vive un momento interesante en la historia de la fotografía, donde la fotografía digital se está volviendo ampliamente accesible “todos tenemos un teléfono, hay herramientas para poner visibilizar nuestro trabajo en el mundo, de mostrarlo a los medios internacionales, hablo de twitter, facebook y especialmente instagram, sitio donde la gente puede construir redes amplias de seguidores de su trabajo; eso crea oportunidades”.

 

Agregó que “por un lado se puede mostrar el trabajo públicamente de formas únicas y maneras muy personales sin que un editor intervenga en el proceso y también te permite ver diferentes tipos de fotógrafos que no se hubiera podido hacer antes de esta era digital y del internet, porque antes tenías que estar pensando en encontrar fotolibros o ir a comprarlos y si tenías suerte visitar exposiciones”.

 

“Era muy difícil ver muchos trabajos juntos desde la comodidad de tu casa y es muy cierto que ver el trabajo de otros a muchos de nosotros nos ayudó a lograr un entendimiento de lo que se podía hacer con la fotografía”, expresó Van Agtmael quien es uno de los tutores del Programa de Fotografía Documental que coordina el fotógrafo Yael Martínez en el Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y esta semana estuvo trabajando con los alumnos.

 

Van Agtmael, que entre los reconocimientos que ha recibido se encuentra el World Press Photo en dos ocasiones, dijo que ve en la fotografía, no solo en Latinoamérica, sino en África, en Medio Oriente o Asia, “que la gente está tomando influencias, no solo locales, sino globales y haciendo diferentes acercamientos. Y eso es muy emocionante y bueno para la fotografía”.

 

“La representación de estos lugares venían de extranjeros sin mucho conocimiento o experiencia en él área, y trayendo usualmente, visión exotizada y no muy íntimas y entonces las historias no estaban siendo contadas por gente que tuviera un entendimiento más profundo de esas sociedades”.

 

Para el fotógrafo que se ha centrado en documentar las guerras en Irak y Afganistán, “la buena fotografía es una mezcla de los conocimientos de quienes están en el lugar y las habilidades de los fotógrafos, combinando sus diferentes formas de trabajo crean una imagen compleja de estas sociedades”.

 

Mencionó que estar en un sitio como el CaSa es inspirador, y habló del Programa de Fotografía Documental que este año realiza su segunda edición. “Muchas personas que se convierten en fotógrafos documentales empiezan en el fotoperiodismo. El fotoperiodismo es una muy buena forma de acercarse con el mundo y abordar temas importantes, del país o de una época, pero siempre se hacen viendo a través del lente de los periódicos, revistas o las estaciones de televisión, que generalmente se enfocan en general a las historias reducidas del momento, es muy importante documentar, informar a las personas lo que sucedió, pero no contextualizan a la sociedad en los tiempos y en los detalles”.

 

Van Agtmael dijo que la foto documental te da una licencia poética un poco más creativa o puedes mirar fuera de ti en las noticias o en el mundo e intentar interpretar, pero puedes interpretar desde una perspectiva mucho más personal. 


“El objetivo del curso es ayudar a los estudiantes en la clase a que registren los temas que les interesan con un enfoque personal. El proceso de la clase en parte es mirar el trabajo, en parte hablar sobre el trabajo y en parte tener charlas filosóficas de lo que están haciendo, por qué y de qué forma lo finalizan”, acotó quien ha sido uno de los acreedores de una beca del Pulitzer Center on Crisis Reporting.

Noticias relacionadas

Noticias recientes