martes, agosto 16, 2022

Pérdida de la audición, padecimiento silencioso en Oaxaca: SSO

Destacadas

Es necesario que la población tenga la cultura del autocuidado y acuda de manera periódica a revisión de los conductos auditivos.

Oaxaca de Juárez, Oax.- Alrededor de una de cada tres personas mayores de 65 años tiene problemas para oír bien, la situación se acentúa más en los hombres, informaron los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Al respecto, el Responsable Estatal del Programa de Atención al Envejecimiento de la dependencia, explicó que los factores que inciden en esta pérdida o disminución de la audición pronta o gradual son: el ruido, la edad, traumatismo en la cabeza y daño del conducto auditivo.

Refirió, además, que la pérdida del sentido del oído limita la calidad de vida de las personas, pues ocasiona depresión, caídas, dificultad para poder comunicarse, provoca frustración y depresión en quien la padece.

De ahí la importancia, de que la población adopte por el autocuidado de su salud y a partir de los 40 años acudan a las Unidades del Primer Nivel de Atención, para que el personal médico haga la revisión de los conductos auditivos, para un tratamiento oportuno.

El funcionario explicó que el principal factor que desencadena esta discapacidad es el ruido, por ejemplo, escuchar música por arriba de los 120 decibeles ya sea a través audífonos, bocinas y otros dispositivos (cuando la intensidad del sonido apto para el oído es de 85 a 120 decibeles), lo que provoca la “presbiacusia” o pérdida progresiva de la capacidad para oír debido al deterioro producido de las células ciliares del sistema auditivo.

Sostuvo que una vez que a la persona se le detecta el problema auditivo mediante la aplicación de un test, el siguiente paso, es ser valorado por especialistas en otorrinolaringología o bien, en audiología, quienes determinarán el grado de sordera del paciente y qué tipo de audiómetro o auxiliar auditivo necesita.

Destacó que quienes trabajan en la construcción, agricultores y músicos, son quienes presentan mayor dificultad para oír desde edades tempranas, porque están expuestos a ruidos fuertes, y al polvo, éste último, puede obstruir el conducto auditivo, sin embargo, con el otoscopio puede se destapado y la persona puede volver a escuchar, a diferencia de cuando el oído está lastimado por los otros factores.

Indicó, que debido a que lo anterior es un padecimiento silencioso, también se constituye como un problema de salud pública, por ello resulta importante crear consciencia sobre este tema y ayudar a las personas que presentan esta afección a tener una mejor calidad de vida.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes