jueves, agosto 18, 2022

Teotitlán del Valle, pueblo que cautiva con su cultura y artesanías

Destacadas

A tan solo 30 kilómetros de la Ciudad de Oaxaca se encuentra este pueblo encantador, un lugar que es mágico, lleno de cultura y colorido, famoso mundialmente por sus textiles de lana y colorantes naturales

Por Lucio Gopar / Fotos de Omar Maya Calvo y David Hernández Lazo

Teotitlán del Valle, Oax.- Uno de los bellísimos municipios cercanos a la capital del Estado es Teotitlán del Valle. Se dice que hay turistas que llegan en vuelos internacionales al aeropuerto internacional de Xoxocotlán y de ahí toman un transporte directamente para ir a disfrutar de ese bellísimo lugar turístico, y de la misma manera regresan directo al aeropuerto para trasladarse a diferentes ciudades de Estados Unidos o de otros países.

Y es que el colorido que tiene ese pueblo es de una gran belleza, donde muchas mujeres utilizan aún falda, mandil y rebozo, en ocasiones sus trenzas enrolladas en la cabeza, todo esto hace que llamen mucho la atención y que en ocasiones les pidan una fotografía.

 

Este municipio es famoso a nivel mundial por sus textiles, sus tapetes con una diversidad de dibujos que son elaborados con telar de pedal, a la vez que va utilizando sus manos para ir intercalando los hilos de diferentes colores, para ir haciendo las figuras que quedarán grabadas en los tapetes. Estas creaciones son heredadas entre las nuevas generaciones, conservando su elaboración a base de lana de borrego que se tiñe con colorantes naturales obtenidos de plantas y animales, como la grana cochinilla y las cáscaras de fruta, como la nuez o la granada.

Es un bello pueblo que se dice fue el primero que fundaron los zapotecos en el año de 1465, y le llamaban Xaquija, que quiere decir: “Constelación Celeste”. Según la investigación de Manuel Martínez Gracida, existió una roca cortada perpendicularmente llamada “Piedra del Sol”, sobre la cual estaba el ídolo principal de los zapotecas, quienes suponían que dicho Dios había venido del cielo en forma de ave, acompañado de una luminosa constelación, por lo que le dieron al templo el nombre de Xaquija. Teotitlán también viene de la lengua náhuatl –Teocaltitlan- que significa “tierra de dioses”.

 

Los títulos primordiales le fueron expedidos por el Gobierno Colonial en el año de 1527. Se rumora que los padres de Agustín Melgar, uno de los Niños Héroes que murió heroicamente en el Castillo de Chapultepec, son originarios de este municipio, debido a un escrito hallado en el archivo municipal.

Un personaje ilustre de este lugar es Juan Zárate de López, quien en el año de 1530, este clérigo, enseñó a los oriundos a tejer la lana, siendo así que posteriormente sería utilizado para la elaboración de muy creativas y preciosas artesanías.

 

Su monumento principal es el templo erigido en honor a la Preciosa Sangre de Cristo, mismo que se construyó en el año de 1518.

Cuenta también con un museo comunitario: “Balaa Tee Guech Gulal” que significa sombra del pueblo antiguo. En una de sus salas se exhiben objetos de cerámica que pueden ser tocados por los visitantes; la sala de artesanías muestra objetos antiguos y la explicación de los mismos; cuenta con una sala de bodas religiosas, en la que se describen las costumbres y tradiciones que se celebran en este tipo de ceremonias.

 

Vale mucho la pena apreciar el interior de su templo, construido en el siglo XVII sobre un centro ceremonial zapoteca, que es visible aún, en su interior las paredes están cubiertas con elegantes pinturas que simulan un inmenso palacio. Su retablo principal está dedicado a la patrona del pueblo, la Virgen de la Natividad.

De la ciudad de Oaxaca, tomando la carretera al Istmo de Tehuantepec, a tan solo 31 kilómetros se encuentra este lugar, donde puede aprovechar para comer el mole negro zapoteco, un manjar elaborado en metate y que tiene un sabor exquisito.

Noticias relacionadas

Noticias recientes