martes, agosto 16, 2022

Juchitán, tierra de algarabía y tradición

Destacadas

*Diversas ciudades en el Istmo de Tehuantepec destacan por su riqueza cultural, siendo una de las más sobresalientes Juchitán de Zaragoza

Por Lucio Gopar / Fotos: Omar Maya Calvo / Steph Chirinos / Irving López

Juchitán de Zaragoza es una ciudad en la que se realizan diversas fiestas comunitarias en un ambiente colorido, con música, luciendo sus mejores trajes típicos, donde degustan platillos que las mujeres –principalmente– preparan con esmero, así como cerveza que tienen que llevar obligatoriamente los caballeros asistentes a las velas istmeñas.

Estas fiestas duran tres días, iniciando con la calenda desde la casa de los mayordomos, o bien en ocasiones desde algún lugar de la parroquia. Al siguiente día se realiza un recorrido con carros alegóricos, desde donde arrojan frutas y dulces, así como algunos otros productos, acción denominada “regada”.

La fiesta culmina con la “lavada de ollas”, que es el momento en el que saborean la comida que aún queda de la fiesta, acompañada de bebidas refrescantes, más que nada cerveza.

 

El número de velas cada año oscila entre 20 o más, e inician en el mes de mayo.

Juchitán tiene un gran fomento al arte, la música y la danza. En la Casa de la Cultura de esta ciuda: “Lidxi Guendabiaani” (que significa Casa de la Cultura en zapoteco), se brindaban diversos cursos y talleres desde su fundación en el año de 1972. Fue el famoso pintor que nació aquí, Francisco Toledo, quien impulsó a un grupo de juchitecos para que funcionara esta institución que apoya el talento de los niños y jóvenes.

Para su operación se conformó un patronato, y Yolanda López fue su coordinadora. Sin embargo, sufrió severos daños en el terremoto del 2017, por lo que se espera la recuperación de este edificio para continuar brindando este apoyo académico a todos los talentos de esta ciudad istmeña.

En esta población también destaca el mercado “5 de Septiembre” en donde las ‘tecas’, como se le dice de cariño a las mujeres de Juchitán, están en sus puestos exhibiendo sus productos, hablando con gran amabilidad para que pases a probar sus productos, haciendo sentir muy especial y muy cómodos a los visitantes.

 

Cabe mencionar que el año pasado se reanudaron paulatinamente las operaciones comerciales en este mercado, así como las ventas en las casetas que se ubican dentro y fuera del parque “Benito Juárez”. Y es que la algarabía que se provoca con la operación de estos comerciantes es algo muy llamativo, muy vistoso y transmiten alegría.

Por su ubicación, Juchitán también es considerado como el “corazón comercial” del Istmo de Tehuantepec, ya que vecinos de diversos poblados de esta región del Istmo vienen hasta este lugar para encontrar múltiples productos que aquí encuentran.

Esta cálida y alegre ciudad, donde la algarabía y el folclor se hacen presentes siempre, resultó afectada por el terremoto del 2017 y después, como a todos los lugares en el mundo, por la pandemia del Covid-19, por lo que tuvieron que suspender operaciones en diferentes sectores, dando pauta las autoridades municipales de los permisos para los diferentes giros, con horarios y días de operación. No obstante, recientemente ya casi alcanzan su ritmo normal de funcionamiento, así que si te es posible, visita esta bella ciudad istmeña y disfruta de su gastronomía, sus fiestas y sus tradiciones.

Noticias relacionadas

Noticias recientes