Llaman académicos de iberoamérica a combatir “infoxicación”

Concluye el Primer Coloquio de la Red Iberoamericana de Investigación en Comunicación, Política y Sociedad en la FCPyS.             

Especialistas, académicos y docentes de instituciones de educación superior de Iberoamérica coincidieron en señalar que la sobrecarga informativa  digital a la que están sometidas las sociedades en el mundo, puede generar o reafirmar sensaciones de angustia, estrés y otros efectos en la salud mental.

Provenientes de Latinoamérica, España y Portugal, reunidos en el Primer Coloquio de la Red Iberoamericana de Investigación en Comunicación, Política y Sociedad (RIICOPS) “Comunicación, política y sociedad más allá de la pandemia”, consideraron que se debe trabajar a partir de las escuelas para combatir el fenómeno.

Además, durante el encuentro -cuya sede fue la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM- se signó un convenio de colaboración entre la RIICOPS y el Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina (Ciespal), cuyo objetivo es impulsar, entre otros tópicos, el estudio de la comunicación en la región.

Al fungir como testigo de honor, la directora de la FCPyS, Carola García Calderón, manifestó que hay una sólida fortaleza que impulsa la Red, la cual se forja en las coincidencias culturales, de idioma y los propios intereses por la comunicación política.

En la conferencia magistral de clausura, la directora general del Ciespal, Gissela Dávila Cobo, indicó: el momento que vivimos corresponde a una “infoxicación”, con actitudes de personas que van desde buscar y consumir noticias, hasta acopiarlas y saturarse con la información.

“Nos ha quedado desde esta pandemia, una situación mental de urgencia por las noticias; todo ello empieza a generar angustia, estrés, y a mermar nuestra salud mental, por lo que desde la comunicación debemos proponer políticas públicas que traten de orientar y aminorar esta situación, y que no afecte la credibilidad”.

Para el decano de la RIICOPS y docente de la FCPyS, Gerardo Luis Dorantes Aguilar, el virus -que denominó ID-XXI (infodemia siglo XXI), en referencia a la “infoxicación”-, es un padecimiento que llegó para quedarse y ese debe ser el verdadero foco de atención académico.

“Es un tremendo virus que ha crecido cuantitativamente a lo largo de esta pandemia, quizá sea más peligroso que el virus sanitario, por lo que tendremos que dedicarnos a futuro a combatirlo”, aseveró.

PROPUESTAS

Durante las dos jornadas del Coloquio se realizaron cuatro mesas de trabajo, dos conferencias magistrales y la participación de 21 especialistas, entre ellos Sunamis Fabelo Concepción, de la Universidad de La Habana, quien en la Mesa “Estudios de comunicación política” se refirió a la comunicación como un proceso de vinculación de términos y de sentidos. “Debemos no solo fraguarla, sino construir empatía”.

Rodrigo Perera Ramos, también de la FCPyS, comentó la trascendencia de los medios digitales en la política, e indicó que debe cambiar el modelo de la comunicación actual, hacia uno cimentado en redes, que sea retroalimentativa.

En tanto, Leonardo Figueiras Tapia, de esa entidad académica,  manifestó que no debe hacerse solo un acento en la comunicación política electoral, sino darse cabida a “una comunicación política antisistémica, o alternativa, para no reproducir los intereses oligopólicos de unos cuantos”.

En su participación, Andrea Samaniego Sánchez, también de la Facultad, expuso que siguen vigentes los mecanismos de control en la academia, a través de la selección de los autores y los temas que se discuten.

En la Mesa “Estudios de Política”, Lila Luchessi, de la Universidad de Buenos Aires, dijo que solo 40 por ciento de la población mundial está en posibilidad de conectarse a internet. “Es aún un porcentaje muy pequeño, quizá sea un reflejo de que la comunidad digital se estructura como un colectivo, que confía más en quién envía el mensaje, que en lo que dice”. 

Juan Carlos Quintero Calvache, de la Universidad de San Buenaventura de Cali, Colombia, remarcó que la denominada posverdad ha jugado un papel importante en aquellos sectores políticos, entre el Estado colombiano y las FARC, por lo que la sociedad ha sido afectada por el engaño.


TE PUEDE INTERESAR: