sábado, agosto 13, 2022

Mayor impulso a proyectos originales para generar tecnología en el ICAT

Destacadas

María Herlinda Montiel Sánchez, primera mujer designada como directora de esa entidad académica por la Junta de Gobierno de la UNAM, para el periodo 2022-2026. 

Transitar de la ciencia aplicada a generar tecnología; lograr la personalidad que identifique al Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología (ICAT) de la UNAM como apoyo para el desarrollo de instrumentos, equipos y dispositivos específicos, así como acrecentar la sinergia entre los científicos jóvenes y maduros, son algunos de los principales objetivos de María Herlinda Montiel Sánchez, en los próximos cuatro años como directora de esa entidad.

 

Al darle posesión del cargo en ceremonia híbrida, el coordinador de la Investigación Científica, William Lee Alardín, llamó a la comunidad del Instituto a sumar esfuerzos en torno a la directora, para aprovechar las fortalezas e infraestructura de la entidad, así como identificar debilidades y superarlas.

 

“Los temas de vinculación hacia afuera tienen una función especial en esta entidad, y es algo que hay que afianzar. Se necesita incrementar el quehacer colectivo y seguir trabajando por la interacción y la capacidad académicas de forma colegiada, en especial para la toma de decisiones”, afirmó en el acto realizado en el auditorio del ICAT.

 

Lee Alardín invitó a sus integrantes a participar en la transferencia de tecnología y vincular aún más a los estudiantes en esta actividad. Asimismo, expresó el apoyo de la Coordinación a su cargo y de la administración central de la Universidad en torno al plan de trabajo de Montiel Sánchez.

 

En su oportunidad, Montiel Sánchez se congratuló por ser la primera directora del ICAT, una entidad con 50 años de trayectoria la cual cuenta con una comunidad abierta y que le gusta analizar.

 

Anunció que impulsará los laboratorios nacionales y universitarios para incrementar los servicios fuera de la UNAM y generar recursos extraordinarios, en especial en áreas como a la investigación biomédica y el desarrollo de prototipos.

 

Luego de ser designada por la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional como titular para el periodo 2022-2026, expuso en entrevista su plan de trabajo en el que también se considera ofrecer soluciones tecnológicas basadas en el conocimiento propio, continuar la investigación básica e implementar proyectos originales dirigidos principalmente a las aplicaciones.

 

Ahora queremos impulsar proyectos transdisciplinarios con la cooperación de grupos de investigación; así como tener una personalidad de Instituto para desarrollar planes específicos, sobre todo dirigidos a la tecnología y las ciencias aplicadas.

 

“Queremos lograr una sinergia, una forma de trabajo en colaboración para poder apoyarnos mutuamente en el desarrollo de proyectos más grandes”, puntualizó Montiel Sánchez.

 

Se refirió, además, a la importancia de sensibilizar más a la planta académica en materia de género, porque como sociedad hemos normalizado algunos comportamientos y no visualizamos cuando tenemos ese tipo de problemas, por eso insistiremos en ello.

 

Dotado de profesionales y laboratorios de alto nivel, el ICAT tiene sus orígenes en el Centro de Instrumentos (CI), que fue un área para atender servicios y dar mantenimiento a equipos especializados de la UNAM, y posteriormente en el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET), donde se constituyó en entidad de investigación, a partir de 2018.

 

Entre las áreas que destacan, prosiguió, son: óptica, materiales, acústica, metrología, desarrollo de prototipos, procesos de ingeniería, enseñanza y sistemas inteligentes. “Cubrimos una gama importante de aplicaciones y en mi plan de trabajo propongo tratar de delimitar las líneas de desarrollo para ser reconocidos nacional e internacionalmente”.

 

Montiel Sánchez dijo que se fortalecerán áreas como la metrología, en donde hay grandes especialistas; “somos una planta académica de 52 a 54 años, pero nos faltan más jóvenes con ideas nuevas y alta especialización”.

 

Un área que estuvo afectada por la pandemia fue la de desarrollo de prototipos, que genera ingresos extraordinarios y trabaja para la industria, ahora se reactivará dando servicios a la industria, universidades, incluso entidades dentro de la UNAM.

 

La directora informó que de los 116 académicos del ICAT, 49 son investigadores (más de 70 por ciento hombres y 30 por ciento mujeres) y 67 técnicos académicos (64 por ciento hombres y 36 por ciento mujeres), por lo que aún existe disparidad sobre todo en el primer grupo.

 

Trayectoria

 

Herlinda Montiel Sánchez es física y maestra en Física Experimental por la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional. Realizó sus estudios de doctorado en el posgrado de Ciencia e Ingeniería de Materiales del Instituto de Investigaciones en Materiales de la UNAM, graduada en 2004. Es investigadora Titular B en el Departamento de Micro y Nanotecnologías del ICAT; es nivel C del PRIDE y nivel II del SNI.

 

Su trabajo académico se ha plasmado en 47 artículos científicos del Science Citation Index, cuatro memorias indizadas, 16 trabajos publicados en revistas arbitradas nacionales e internacionales, dos reportes técnicos, cuatro capítulos en libros, y realizó la edición del libro: Advances in Non-Crystalline Solids: Metallic Glass Formation, Magnetic Properties and Amorphous Carbon Films. Ha sido invitada a dar 14 conferencias magistrales y dos cursos cortos de magnetismo. Además, ha participado en 10 proyectos de investigación financiados, de los cuales en seis ha sido responsable técnica. Ha dirigido siete tesis de licenciatura, 11 de nivel maestría, tres de doctorado, y una de ellas en cotutoría.

 

Actualmente es representante de los tutores del ICAT ante el Comité Académico del Posgrado en Ingeniería de la UNAM, y es persona orientadora comunitaria.

Noticias relacionadas

Noticias recientes