sábado, agosto 13, 2022

Urgen crear frente común contra la violencia de género y feminicidio

Destacadas

La directora general del Colegio CUMA, maestra Julieta Consuelo Cruz Pulido, impartió la conferencia en línea “Feminicidio, crimen y delito”.

Oaxaca, Oax.- Con gran satisfacción se llevó a cabo la conferencia en línea “Feminicidio, crimen y delito”, impartido por la Maestra Julieta Consuelo Cruz Pulido, directora general del Colegio Universitas de Masters de Antequera S.C., en donde resaltó la importancia de crear un frente común contra la violencia de género y los feminicidios.

Este evento realizado de forma digital, contó con la participación del Lic. Saúl Alberto Ángel Villareal, Presidente de la Barra Oaxaqueña de Abogados y Pasantes de Derecho Independientes A. C.; la Maestra Julieta Consuelo Cruz Pulido, Directora General del Colegio “Cuma”; y del Mtro. Carlos Perezcampos Mayoral, Director de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

La maestra Cruz Pulido inició su ponencia explicando que el feminicidio es entendido como el asesinato de una mujer, por el hecho de ser mujer. El concepto define un acto de máxima gravedad, en un contexto cultural e institucional de discriminación y violencia de género.

“Es entonces una clara manifestación de conductas misóginas del poder y del control patriarcal sobre la vida de las mujeres, su libertad, su dignidad y su sexualidad que conllevan impunidad social y del estado. También lo es el asesinato de mujeres lesbianas, bisexuales o en ejercicio de la prostitución, quienes ejercen la heterosexualidad y los roles culturalmente impuestos para las mujeres”, indicó.

En ese sentido, dijo que la violencia feminicida está suscrita por su condición genérica, de dominación en las relaciones de género que han servido para perpetrar actos de violencia contra las mujeres, siendo este tipo de acontecimientos resultado de los reacomodos originados por una mayor participación femenina en espacios de poder que anteriormente eran exclusivamente masculinos. No debe entenderse como un hecho aislado y cerrado en sí mismo: debe ser analizado en el contexto de las estructuras sociales y en el proceso cada vez más profundo de construcción de una subjetividad femenina.

Los feminicidios y la violencia que los acompaña, no son solo la expresión de una crisis social, económica o de valores, sino una respuesta al proceso de construcción de las mujeres como sujetos y personas.

Explicó que se considera un crimen por ser un acto cometido por una persona que va en contra de la legislación y la moral de un país o región. A quien lo ejecuta se le denomina criminal.

“Nos encontramos frente a un problema público que va en aumento y que por lo tanto requiere especial atención, pues las medidas adoptadas hasta ahora no han dado los resultados esperados. Se requiere entonces un trabajo coordinado que no solo corresponda diseñar y ejecutar programas a los gobiernos, quienes sin duda, han quedado superados en sus capacidades”.

Julieta Consuelo Cruz Pulido

Es por ello que, los nuevos instrumentos, medidas o programas públicos que el estado diseñe en materia de política criminal, que realmente quieran cambiar está problemática social no solo deben impulsar castigos más severos para los agresores.

La maestra Cruz Pulido enfatizó que se requiere sobre todo un amplio y constante trabajo de prevención y coordinación con los sectores no gubernamentales, empresarios, comerciantes, activistas, estudiantes, catedráticos, políticos, autoridades, artistas, deportistas, transportistas, intelectuales, periodistas, medios de comunicación, centros académicos, colectivos sociales y toda persona que quiera contribuir activamente en la lucha contra la violencia de género, porque el problema es grave.

Señaló que las políticas públicas para combatir la violencia de género desde la prevención deben integrar una serie de programas, acciones y medidas que sean coherentes y concatenadas con las instituciones públicas y privadas, así como la sociedad organizada, que aborden como objeto de estudio el tema feminicidio de manera multidisciplinaria, para dar verdadera solución a esta problemática.

“Hay que atender sus causas y consecuencias, estableciendo el pronóstico y diseñando el diagnóstico con esquemas de educación y atención oportuna con un sistema coordinado de asesorías, talleres, conferencias, foros, conversatorios, denuncias e inclusive adecuar a los planes de estudio del sistema educativo público y privado la perspectiva de género para que las nuevas generaciones no reproduzcan el sexismo y la desigualdad”, abundó.

En lo que se refiere al tipo penal de feminicidio, dijo que hoy solamente el 36 por ciento de los asesinatos dolosos contra las mujeres son investigados como “feminicidio,” a pesar de la indignación de los grupos de mujeres y de la sociedad en conjunto.

Esta situación exhortó a tipificar el feminicidio como un delito autónomo con un protocolo de actuación ministerial, policial y pericial específico, cuya penalidad es la misma que a nivel federal, de 40 a 60 años de prisión, misma que ayudó a hacer visible y a contar con un discurso público en el que se reconoce que la violencia contra las mujeres es una realidad y sí importa.

Subrayó que la legislación mexicana ha avanzado, prueba de ello es que hoy la prisión preventiva oficiosa es una realidad jurídica para este delito. Sin embargo, todavía estamos muy lejos de que la ley se convierta en práctica cotidiana de actuaciones en las instituciones con perfiles de investigadores, peritos, ministerios públicos y juzgadores; a ello hay que sumar la resistencia en legislaturas estatales para que todas las expresiones de violencia sean sancionadas más la dirigida contra las mujeres y de parte de la sociedad en lo general la falta de una cultura de legalidad y en lo particular del tema que nos ocupa.

“Sirva este significativo ejercicio de acción de prevención con perspectiva de género para ser frente y contribuir a erradicar la violencia feminicida en nuestro estado. Ejercida por individuos o por la propia comunidad, teniendo como objeto fundamental garantizar la seguridad de las mujeres, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos en su condición de víctimas”, puntualizó la ponente.

La Maestra Julieta Consuelo Cruz Pulido enunció que el Colegio CUMA rinde tributo a las mujeres víctimas que han perdido la vida por este crimen de odio y que hoy esperan justicia, lanzando un ¡Ni una + ni una – !

Asimismo, reafirmó el interés del Colegio de seguir ofertando proyectos que contribuyan a la formación intelectual de los participantes.

“Es propicia la ocasión para expresar nuestro más sincero agradecimiento a las instituciones que respaldaron nuestro proyecto académico, del ámbito privado a la Barra Oaxaqueña de Abogados y Pasantes de Derecho Independientes A.C.; en el ámbito público a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO”, manifestó la directora general del Colegio CUMA.


TE PUEDE INTERESAR:


Noticias relacionadas

Noticias recientes