martes, agosto 16, 2022

Con Semillas Nómadas Perla Layú busca transmitir la sutileza del mundo natural

Destacadas

Layú muestra la instalación en un espacio que se encuentra en la calle de Reforma número 204, en la ciudad de Oaxaca

En Semillas Nómadas, Perla Layú busca transmitir la sutileza del mundo natural a través de una colecta de semillas que comenzó hace una década. En la instalación que la historiadora del arte ha estado trabajando busca que las personas vuelvan a conectarse con la naturaleza.

Hablar de semillas para Layú es adentrarse en un mundo infinito, donde cada una de éstas la asombra por sus características “me sorprende su morfología, como en su composición tienen una perfección, un equilibrio y quiero que lleguemos a admirar tanto la inteligencia como la perfección en el mundo natural para volver a conectarnos, para volver a dar gracias por todos sus beneficios”.

Añadió que notó que las personas estaban desconectándose de la naturaleza, al no cuidar los árboles e incluso tratar de eliminarlos no se daban cuenta que lo que estaba haciendo les afectaba, “quiero mover a la conciencia ecológica del otro y también de que vuelvan a ver, porque hemos perdido un poco el contemplar lo que que nos rodea para encontrar la belleza que hay, y en gran parte es porque estamos conectado a los teléfonos y la prisa del día a día”.

Layú muestra la instalación en un espacio que se encuentra en la calle de Reforma número 204, en la ciudad de Oaxaca y puede ser visitada de lunes a viernes en un horario de 12 a 15 horas, para ingresar favor de tocar el timbre y quienes deseen visitarla los fines de semana pueden agendar una cita al instagram @semillas_nomadas

Ver la instalación Semillas Nómadas es ser parte de un diario de viaje, uno que Layú ha conformado al recorrer distintos caminos en Oaxaca, en esta muestra hay semillas que uno se encuentra con tan solo avanzar unos pasos en la ciudad, y también hay especies que vienen de lejos. La historiadora ha recolectado semillas que aún no han abierto, pero también ha seguido el recorrido que el viento ha marcado al llevarse las que se han desprendido una vez que su empaque ha abierto.  

Brian Cobb escribió en el texto que acompaña la muestra que “la intuición estética de Perla Layú, identifica facetas de la belleza en la naturaleza que a menudo se pasan por alto. La obra de arte distintiva que crea, nos permite acceder a su sensibilidad y perspectiva únicas. Cada pieza captura maravillosamente un momento suspendido de la esencia trascendente de la vida en su totalidad orgánica”.

 Layú hace una analogía con lo nómada, entre las personas y las semillas, “cuando tú vas emigrando como nómada o vas buscando nuevas tierras, vas buscando recursos, alimento o buen clima, es lo mismo que buscan las semillas, una tierra donde tengan todos los nutrientes, si no la encuentran pueden estar dormidas 80 o 100 años en latencia, hasta que en su laboratorio detectan que la tierra está bien, que hay nutrientes y oportunidad de crecer, entonces brotan. Te das cuenta, ¿cuánta inteligencia puede haber en una semilla?”.

Autodidacta del universo botánico, Perla Ruiz dijo que descubrió el maravilloso universo de las semillas, que es complejo y asombroso. “Al observarlas, pude ver que en su morfología son dotadas de mecanismos variados y alucinantemente potentes para así poder dispersarse. Las semillas son diseñadas por el árbol o planta madre con gran inteligencia y son bellamente equipadas para poder trasladarse, asegurando de esta forma su supervivencia”. 

La muestra está conformada por montajes suspendidos y semillas guardadas en capelos, lo que la historiadora busca es que cuando una persona salga de ver esta instalación vea la naturaleza de una manera distinta y ponga mayor atención en lo que lo rodea.

 

Noticias relacionadas

Noticias recientes