Corpus Christi entre lo celestial y delicioso

La celebración es una de las más significativas para los fieles católicos de todo el mundo

Por Guadalupe Espinoza / Fotogalería de Estación Foto

Empanadas de hojaldre, dulce de coco, piña o lechecilla, se exhibieron en las calles de la Verde Antequera desde
temprana hora, en el marco del Jueves de Corpus.

Los vendedores de empanadas han improvisado sus puestos para poder vender estos productos oaxaqueños.

Para esta ocasión les otorgan un permiso especial para poder expender sus empanadas ya que forman parte de una celebración, -mañana ya se retiran de estos espacios-.

Aún cuando la crisis económica asecha algunos bolsillos, los comerciantes esperan tener una venta considerable durante este día. Algunos no le apostaron mucho y solo elaboraron pocas empanadas.

El Jueves de Corpus, el cual está marcado por lo celestial y lo delicioso. Este día los oaxaqueños recuerdan la instauración de la Eucaristía del Señor en una dulce empanada tradicional.

En todo el país, la festividad de origen católico, desarrolló festejos complementarios, uno de éstos el Día de las Mulas en la capital mexicana. Pero sin lugar a dudas la celebración más dulce es la que se realiza en esta entidad oaxaqueña.

Los comerciantes saben que este día incrementa sus ventas, razón por la cual se instalarán docenas de puestos en diversos puntos de la ciudad.

Los mercados también exhiben estos productos tan característicos del Jueves de Corpus.

A pesar de que muchos desconocen el significado de este día, poco importa para que adquieran estos productos y se lleven a la boca este dulce regional.